domingo, septiembre 03, 2006

La inflación amenaza el futuro de Chávez




Por CASTO OCANDO

La campaña para la reelección del presidente Hugo Chávez, que retomó nuevos bríos el viernes pasado en Caracas, podría enfrentar además de un aspirante opositor en ascenso, dos enemigos silenciosos y amenazantes: el aumento del costo de la vida en Venezuela, y un descenso notable de la popularidad, según informes y reportes recientes.

En un informe emitido el viernes por el Banco Central de Venezuela (BCV) en Caracas, la inflación durante los primeros ocho meses del 2006 alcanzó la cifra de 10.4 por ciento, la meta que el gobierno chavista se había impuesto para finales de diciembre.

La cifra es mayor que el 9.9 por ciento de inflación registrada en el mismo período del 2005.
Al mismo tiempo, el rubro que más creció del llamado índice de precios del BCV, un importante indicador de la inflación, fue el de los alimentos y bebidas no alcohólicas, que registró un alza de 4.3 por ciento en agosto.

Según las cifras oficiales, entre agosto del 2005 y agosto del 2006, la cesta alimenticia en Venezuela ha registrado un incremento de casi 15 por ciento en los costos, un fenómeno que según expertos está ''golpeando'' particularmente al bolsillo de los más pobres, que a su vez constituye la base electoral de Chávez.

Por otro lado, la firma encuestadora Hinterlaces reveló esta semana que la popularidad del mandatario venezolano bajó por primera vez por debajo de la barrera del 50 por ciento, ubicándose en 48 por ciento .

Las cifras indican que ''hay un creciente descontento, desánimo, desesperanza en los sectores que tradicionalmente han respaldado la labor y el discurso del presidente Chávez'', dijo Oscar Schemel, director de la encuestadora, aunque aclaró que este descenso no indica necesariamente un mayor respaldo al candidato de la oposición.

Según economistas y expertos consultados por El Nuevo Herald, el impacto de la inflación podría tener una dimensión política especialmente sensible en este año de elecciones presidenciales.
El repunte de la inflación durante los últimos cuatro meses ''es algo tremendamente peligroso, sobre todo en un año electoral'', asegura el experto economista Pedro Palma, consultor privado y profesor del prestigioso Instituto de Estudios Superiores de Adminstración (IESA), en Caracas.
De acuerdo a Palma, ``esto debe tener muy preocupado al gobierno. Porque la gente siente el efecto de esa inflación en el bolsillo, sobre todo la inflación de los alimentos, que es la que más se siente, y esto particularmente afecta a los más pobres, donde se encuentra la base electoral de Chávez''.

El ascenso de la inflación ''es una promesa más incumplida del gobierno, y un robo que el Estado perpetra contra la población", dijo el economista Hugo Farías, profesor del IESA. ``Esto políticamente no ayuda. Es un elemento más que contribuye a no generar nuevos adeptos al gobierno'', apuntó Farías.

El economista José Guerra, ex director de investigaciones económicas del BCV
''Desde hace tiempo se perdió la meta del Gobierno de alcanzar una inflación entre 10 por ciento y 12 por ciento este año'', indicó por su parte el economista José Guerra, ex director de investigaciones económicas del BCV. ``Es evidente que ni los controles de precios y de cambio, ni los subsidios masivos que aplica el Gobierno sobre los alimentos, son suficientes para mantener una inflación baja", acotó Guerra.

De acuerdo al profesor Pedro Palma, ''el gobierno ha estado incrementando enormemente el gasto público, que es la vía a través de la cual se inyecta a la economía los ingresos petroleros, que tambien han aumentado enormemente'', dijo.

Palma detalló que la tendencia inflacionaria ``venía desacelerándose", debido al anclaje del tipo de cambio (2,150 bolívares por dólar), que ha estado fijo desde marzo del 2005.

''Como el gobierno dispone de muchos dólares, a pesar de que hay un control de divisas, ha sido muy laxo en el otorgamiento de dólares. Esto ha abaratado enormemente el dólar, y por lo tanto abarata el producto importado'', lo cual a su vez ha renovado el consumo de productos del exterior, princinpalmente de la Florida.

''Hay demasiada moneda persiguiendo pocos bienes", dice el profesor Hugo Farías para explicar el proceso inflacionario venezolano. Y al cierre de esta año va a hacer de Venezuela el país con la inflación más alta en Latinoamérica'', acotó.

Farías dijo, sin embargo, que la inflación actual no supone el riesgo de explosión social, como ha ocurrido en otras épocas en Venezuela, cuando indices inflacionarios en alza provocaron saqueos masivos y jornadas de protesta violenta.

Los expertos también advierten que nuevas inyecciones de dinero en la economía venezolana, como el incremento del salario mínimo que entró en vigorel primero de este mes de septiembre, y solicitudes de nuevos recursos para el presupuesto nacional, podrían llevar la inflación a niveles fuera de control.
Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2017 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all