sábado, septiembre 30, 2006

QUE ES EL C.U.A.


EL CUA, sigla con las que se conoce habitualmente al Comando Universitario Aprista, congrega a los jóvenes apristas estudiantes universitarios. Organiza su actividad a efectos de alentar su organización al interior de las universidades para darle impulso a labores de naturaleza cultural, académica, social y deportiva.

Por su esencia y perspectiva, su antecedente fundacional esta situado entre los años 1934 y 1935, aun cuando la primera Convención Nacional Universitaria data del año 1950.

No escapa al criterio común que la organización de los universitarios apristas constituye una fuerza beligerante en la defensa de los derechos de los universitarios, la gratuidad de la enseñanza, la lucha sin concesiones contra toda forma de corrupción y en defensa de sus conquistas.

Siendo que las universidades son un espejo de la realidad social que las alberga, y que en su seno no sólo se produce violencia o violentismo radical, las falanges juveniles estudian, investigan y se preparan en tanto resisten, resurgen y combaten contra la crisis y los anacrónicos modelos individualistas de “instrucción pedagógica” que se les impone, frente a los que consagran, nuevos conceptos de educación y universidad más democrática, tolerante, científica y abierta a los cambios de la modernidad y la globalización de la ciencia y la tecnología, pero también popular porque, aspira a dotar de las mismas oportunidades de formación y éxito a todos los peruanos sin distingos ni diferencias de ninguna clase.

La historia del CUA esta íntimamente ligada a las jornadas de lucha del movimiento popular. Desde el 23 de mayo de 1923, con la muerte de Salomón Ponce y Manuel Alarcón Vidalón, estudiantes y obreros vincularon dicha fecha, en la quedó sellado el pacto de solidaridad y hermandad a través del gran Frente Unico de Trabajadores Manuales e Intelectuales.

El movimiento estudiantil universitario ha tenido una historia larga y hermosa. Dos ejemplos son puestos de relieve a través de la presencia y el respeto al martirologio de Marco Antonio Ayerbe e Isaías Bravo Flores, jóvenes estudiantes caídos en la lucha por la defensa de la autonomía universitaria, la libertad de cátedra, tacha y las conquistas de la reforma que desde 1918 nos legó la gloriosa FEDERACIÓN DE ESTUDIANTES DEL PERU (FEP) presidida por Víctor Raúl Haya de la Torre.

Ese ejemplo glorioso es el que hace que diversas organizaciones gremiales universitarias como la ALIANZA REVOLUCIONARIA ESTUDIANTIL (ARE), sea, una expresión real y honesta de trabajo de los militantes apristas en las universidades y una agrupación en la que confluyen amigos, simpatizantes y estudiantes, que ven en su accionar la valentía y la dedicación puesta al servicio de un nuevo tipo de universidad.

Cada centro universitario plantea retos y perspectivas diferentes, por lo que cada Comando Universitario goza de una necesaria autonomía en el análisis y discrecionalidad en el desarrollo de los trabajos propuestos, atendiendo que es el Comando Nacional Universitario Aprista el que coordina la relación entre los diversos comandos y apoya el éxito de su gestión.

Los universitarios en general, y los apristas en particular, no son actores aislados de la realidad social. Por ello su compromiso con las luchas del pueblo ha sido generalmente mal entendida y dado su ímpetu y desenfado, acusados y perseguidos injustamente.

Labores de proyección social muestran sin embargo, el otro rostro poco difundido de la naturaleza del trabajo aprista en las universidades. Asesoría jurídica, consultorios de prevención de la salud, jornadas de diversos tipos (incluyendo los psicológicos) tan necesarios en tiempos de stress y depresión, o de procuración y apoyo administrativo para saneamiento de trámites diversos ante entidades publicas - todo absolutamente gratuito-, y que constituyen una hermosa respuesta a la crisis, pero también, a los infundios y acusaciones que contra los universitarios se han efectuado, pero que caen por su propio peso.

Su instancia máxima de representación es la CONVENCION NACIONAL UNIVERSITARIA APRISTA que se reúne periódicamente para evaluar el trabajo realizado y pronunciarse sobre la problemática especifica de los diversos centros de educación superior, la legislación que la rige, el comportamiento de sus autoridades y planificar la labor social de apoyo a los que menos tienen.
Share on :

1 comentarios:

Maíta García Trovato dijo...

¿ QUÉ ESCONDE LA “PERSPECTIVA DE GÉNERO” ?

c. René Flores A


En los últimos años y, particularmente a partir de la IV Conferencia Mundial de Naciones Unidas sobre la Mujer, realizada en setiembre de 1995 en Pekín, ha empezado a introducirse una interpretación distorsionada de la palabra “género” que todos conocíamos desde niños como referida a seres masculinos y femeninos y, en lo que atañe a la especie humana, expresaba la diferencia y complementariedad de varones y mujeres.

NUEVA INTERPRETACION
La nueva interpretación del género, también llamada “perspectiva de género”, pretende hacer salir de nuestro pensamiento esta estructura bipolar para sostener, en cambio, que todos estamos en libertad de elegir a qué tipo de género queremos pertenecer, todos igualmente válidos.
Según esta ideología, hombres y mujeres héterosexuales, homosexuales, lesbianas y bisexuales, simplemente desempeñan un comportamiento sexual producto de su elección personal, libertad que todos deben respetar y aceptar. Los seres humanos nacerían sexualmente neutrales y la socialización los “construiría” como varones o mujeres, afectando a la mujer negativa e injustamente.
De ahí la propuesta de eliminar de los textos escolares y medios de comunicación toda imagen estereotipo que pueda orientar a lo que llama trabajos “sexo-específicos”.
Frases como “conductas sexuales alternativas”, “rol de madre” y “opción sexual”, pasan a formar parte del lenguaje común y asistimos al nacimiento y desarrollo de una suerte de operativo psico social que trata de convencernos de que la naturaleza no tiene importancia, la diferencia entre los sexos es algo convencionalmente atribuído por la sociedad y cada uno puede inventarse a sí mismo de acuerdo a su opción.

DEFINICIONES
Pero, cuando se trata de la perspectiva de género es necesario precisar ciertas definiciones. El término “perspectiva” implica una relativización del conocimiento. Ante la realidad, lo que vale serían las diversas miradas, distintas perspectivas, acerca de los objetos.
La perspectiva de género es una interpretación sobre la sexualidad humana. Y, cuando se dice una mirada, una interpretación o una perspectiva, se está desechando la posibilidad de acceder a la realidad objetiva de lo que se está tratando. Se busca hacer creer la aceptación de la pluralidad de opiniones, siendo en verdad la cuestión del género, una nueva dogmatización ideológica. Sólo que bajo el engaño del relativismo pluralista.
Con la distinción entre sexo y género se pretende restringir el aspecto biológico del ser humano y privilegiar el ámbito sociocultural. No se considera el comportamiento o personalidad femenina o masculina de acuerdo, o como correlato, de una raíz biológica – entre otras – de la persona; sino que es, al contrario : lo histórico-social ( familia, educación, crianza, lenguaje, etc. ), lo que determina en un individuo la personalidad y comportamientos ( deseos, aptitudes, intereses, modos de conocer y actuar ... ), y sustenta el funcionamiento del mismo.
Esta estrategia social, tiene pasos muy concretos, que podríamos sintetizar en la frase “todo lo que es construído, puede desconstruirse“ . Si aceptamos que el género es una construcción social, también podría correr la misma suerte. Para ésto se hace necesario identificar qué cimientos sostienen el orden natural en la relación entre varones y mujeres y se descubre que los elementos más fuertes por “desconstruir” son la religión, la familia y la sociedad misma.

LA FAMILIA Y LO SOCIAL
En lo que atañe a la familia, se cuestiona la relación esposo-esposa; padre-madre; padres-hijos... es decir, todo. Es más, se empieza a difundir la idea de los varios “tipos de familia”, incluyendo la formada por homosexuales, las parejas abiertas y las voluntariamente monoparentales. El deber y el derecho de los padres a ser los primeros educadores de sus hijos en materia de moral y sexualidad se debilita hasta desaparecer ante la exigencia del supuesto derecho de niños y adolescentes a la información, la privacidad y la confidencialidad.
Respecto a lo social, vista la necesidad de producir cambios radicales en la mentalidad colectiva para la aceptación de la perspectiva de género, se recurre a un trabajo en dos niveles : la educación sexual y la utilización de los medios.
La educación sexual que se propone y que ha sido denunciada y rechazada por varios países, aparece orientada hacia la ambigüedad sexual y la anticoncepción. En cuanto a los medios, como nunca antes, en los años últimos hemos tenido un verdadero desfile de aberraciones en la pantalla chica. Basta citar : un programa de educación sexual conducido por un señor que públicamente vive con cinco esposas y ha sido expulsado de un país vecino por conducta inmoral; un espacio de entretenimiento que estuvo a cargo de dos transexuales, otro conducido por alguien que hace gala de su condición de gay, etc.

LA EXCUSA
A la luz de lo que vemos hoy, en la Conferencia de Beijing, la Mujer fue la excusa para introducir la perspectiva de género. Este pensamiento – que no resiste el menor análisis científico – no busca mejorar la situación de la mujer ni un trato diferenciado para ella. ¿ Cómo podría buscarlo si lo que molesta es la diferencia ?
La adopción de esta ideología preocupa a todos los sectores.
Indudablemente, es grave en lo que atañe a Educación, Salud, Promoción de la Mujer, etc. La carga ideológica de ambigüedad sexual que la caracteriza y la hostilización - encubierta pero existente - de la femineidad, augura a niños, mujeres y familias, situaciones inevitables de conflicto y deformaciones psicológicas.
La perspectiva de género no favorece a nadie y, menos que a nadie, a la mujer. Si se toma en términos absolutos, perdería gracias a ella todo lo logrado en atención a su condición femenina y a su papel insustituíble al interior de la familia. Si se toma sólo en parte ... y seguimos utilizando el término, entonces significa que sabemos de qué estamos hablando y hemos decidido cumplir disciplinadamente la agenda ajena que otros han escrito para nosotros y nuestros hijos.

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2017 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all