domingo, abril 20, 2008

SOBRE LA EDUCACION

Por ALAN GARCIA PEREZ

Creemos que uno de los objetivos es la calidad de la educación. Nuestra educación ciertamente atraviesa una situación de crisis muy grande y en algún momento el régimen anterior la declaró en emergencia, sin atinar y acertar en proponer medidas concretas respecto a cómo salir de esa situación de crisis Creemos que hay varios caminos coincidentes en el objetivo básico de formar y enseñar a aprehender. Uno de ellos tiene que ver con la calidad educativa, pero no puede hablarse de calidad educativa si no se hace una medición seria y responsable, una evaluación concreta de todos los elementos de la educación: de los alumnos, de los profesores y de las familias, y también una medición de los instrumentos del Estado a través de su ministerio, de sus gobiernos regionales, para poder brindar una educación de calidad.

La medición, la evaluación -no solamente de los jóvenes y los niños, o de los maestros- también es de la forma en que se estructura el ministerio, la forma en que el ministerio, las regiones, los municipios pueden brindar una educación de calidad. Lo primero entonces es evaluar, evaluar con seriedad y responsabilidad -sin ocultar cifras ni resultados- y presentar después de los resultados de esa evaluación al país, para que sea conciente de la verdadera situación educativa de la Patria.

Evaluar no significa una actividad punitiva. Evaluar significa identificar los problemas para después iniciar una capacitación, que entiendo contará con la ayuda de la universidades y del sistema universitario, nivel donde se debe exigir la mayor calidad y responsabilidad para lanzar una política de capacitación y formación continua de nuestros maestros.

Necesitamos evaluar y capacitar, pero al mismo tiempo ampliar la cobertura de la educación. Nuestra educación no sólo es de muy mala calidad sino que además alcanza a muy pocos peruanos. Aún tenemos un bolsón inmenso de analfabetos en nuestra Patria, peruanos que no han tenido la posibilidad de aprender a leer ni a escribir, y nosotros no vamos a coexistir indiferentes con esa tremenda desigualdad que es el analfabetismo. Acostumbrarnos a ver el analfabetismo como un hecho no puede ser parte de la geografía del Perú.

Un objetivo fundamental es dar a esos peruanos la capacidad de insertarse en el mundo de la información y la formación, pero también lo es la autoestima que significa saberse parte del continente de la lecto-escritura. Convivir con millones de peruanos analfabetos no puede ser objetivo de un gobierno del pueblo y de la justicia social.
Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2017 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all