jueves, mayo 22, 2008

22 DE MAYO DE 1892 – Nace el AMAUTA DEL APRISMO, ANTENOR ORREGO ESPINOZA


Por c. Juan Orrego

Compañeros y Amigos:


Hoy día jueves 22 de mayo, conmemoramos 116 años del nacimiento del ilustre maestro y filosofo de indoamérica el c. Antenor Orrego Espinoza.

Antenor Orrego Espinoza, claro varón, escritor insigne, ex director de "La Tribuna" estuvo ligado a este periódico desde las épocas anteriores a su fundación. Porque Orrego fue padre de un diario provinciano, nuncio y promotor de las mismas ideas que profesa y difunde LA TRIBUNA. Orrego fundo en Trujillo, en la segunda década del siglo, el diario ELNORTE, vocero de las inquietudes juveniles de la región en que nacieran, además del suave y lucido Amauta, Cesar Vallejo y Haya de la Torre. ELNORTE fue centro de inquietudes poéticas, filosóficas y literarias, suscitadas por ese gran estimulador de vocaciones profundas que fue Antenor Orrego. En las columnas del diario norteño se desbrozaron las rutas, claras y peruanísimas, que luego LA TRIBUNA extendió y propago hacia todos los rumbos de la Nación.

El c. Antenor Orrego Espinoza, a sido considerado como uno de los grandes filósofos de America del siglo XX, Desde su primera juventud oteo, inquieto y vibrante, el suelo patrio y ausculto empeñosamente, con vigor, la extraña vida y de los pueblos de esta primosoria zona del mundo, que es el Continente Americano.

Por eso y mucho mas fue el más avisado y fino exégeta del pensamiento político - filosófico de Víctor Raúl Haya de la Torre. Son notables los artículos, de perenne vigencia, publicados en LA TRIBUNA, en los que divulgaba, magistralmente, las concepciones del c. Jefe, muy en especial, aquellos que dedico al análisis, comentario y apología de la doctrina sobre el "ESPACIO-TIEMPO HISTORICO".

Antenor Orrego, es y será por siempre, un sembrador de ideas, guía y maestro del pensamiento peruano y aprista, luchador político como hay pocos. Era un hombre de la estirpe de los que no se arredran ante el peligro de perder de la vida, ni ante la confusión de los inmaduros que pierden a brújula, la orientación y el rumbo.

La misión y el destino del c. ANTENOR ORREGO ha sido transmitir el mensaje de optimismo a las juventudes del Perú y a las juventudes de America. Es tarea entonces de los intelectuales aprista de hoy, jóvenes, a que realicen, como exegetas lucida y exhaustiva investigación en la obra literaria de nuestro AMAUTA y entreguen ensayos medulares sobre la densidad y originalidad del pensamiento filosófico ORREGUISTA y sobre la singularidad de su estilo literario uno de los mas brillantes de la lengua hispana.

Por ultimo, cabe recordar al c. Antenor Orrego, cuando tocaba las notas más altas de la moral partidaria en un mensaje al c. JEFE HAYA DE LA TORRE en la época de la clandestinidad en 1949:


"Quienes hemos consagrado toda nuestra vida a una causa que sabemos es grande y que esta transformando, desde su raíz, la historia de nuestro pueblo, no podemos retroceder ni un ápice, pase lo que pase. Eso si, me causan amargura y vergüenza los desertores y los cobardes que se han dejado ganar por el terror. Pero, felizmente, han sido pocos. Es un ejemplo y una enseñanza confortadores para la nación la enhiesta firmeza de los hombres del Partido, que han respondido noblemente a la brutal agresión y están junto a ti en sus puestos de lucha.

"Como si hubiera sido necesaria una ultima y radical purificación de ti mismo que quemara en tu corazón las postreras briznas de personalismo antes de que comenzaras la meteórica ascensión de tu destino -que ya toca a tus puertas ¬han conspirado contra ti todas las amarguras que un hombre puede soportar sobre la tierra... Te abrazo contra mi corazón, hermano mío.- ANTENOR".

Podemos concluir que el AMAUTA, cruzo toda su vida por una hirviente senda de pasiones sin que el alma se Ie recalentara nunca al fuego esterilizante del rencor. Estilista de singular riqueza y elegancia, ha dejado páginas de antología. Nació para pensador y vivió como combatiente, leal a su pueblo, a su partido y a su America. Aprendió la lección de Ios iluminados de Asia y de los filósofos de Europa y porfío por aprisionar un fragmento de esa eternidad. Hombre bueno, leal y sabio, murió como vivió, con sencillez, con dignidad y en decorosa pobreza.
Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2017 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all