lunes, diciembre 15, 2008

La verdadera elite de Harvard

Por Maria Eugenia Salinas

Durante la elección presidencial escuchamos a menudo la palabra "élite" utilizada como crítica de políticos y miembros de los medios de comunicación. El principal objetivo de la acusación de formar parte de la "élite" de Washington y de la "élite liberal de Harvard" fue el candidato Demócrata -- ahora presidente electo -- Barack Obama. Siempre me pregunté por qué sus críticos utilizarían esta palabra en particular con una connotación tan negativa, después de todo pertenecer a la élite quiere decir estar entre los mejores. Para ser exactos, la definición de élite es "un grupo o clase de personas que disfrutan de un estatus superior, intelectual, social o económico."

La semana pasada me reuní con algunas de esa élite de Harvard--Maricruz, Jessica y Nancy. Las tres estudiantes nos hicieron el favor a mis hijas y a mí de darnos un recorrido por Harvard Yard.

Maricruz es de Los Ángeles. Está consciente de cuán afortunada es al haber vencido los obstáculos para llegar a Harvard. Su hermana mayor, sin embargo, no tendrá tal suerte. "Ella estudia en un colegio comunitario pero me molesta que tan sólo por un papel nunca podrá asistir a una universidad como yo." Su hermana tenía apenas dos meses cuando sus padres llegaron a Estados Unidos provenientes de México. Ellos cruzaron la frontera ilegalmente con su primera hija, quien hoy, a los 20 años de edad y habiendo vivido aquí virtualmente toda su vida, es todavía indocumentada.

Jessica nació y creció en Arizona. Su padre es un trabajador de la construcción quien labora tiempo extra para mantener a su familia. "La ayuda financiera en Harvard no se obtiene por mérito sino que se basa en la necesidad," me dijo. Y ella estaba realmente necesitada. Pero porque su padre ganaba un poco por encima del límite necesario para que ella calificara para una beca completa, ellos tendrán que pagar parte de costosa enseñanza. Como las otras chicas, Jessica estuvo entre las mejores y más brillantes en su clase y por suerte para ella Harvard busca a estudiantes con pasión. Jessica es la primera de toda su familia, no solamente en ir a la universidad, sino en graduarse de la escuela secundaria.

Nancy pensó que su oportunidad de ir a Harvard se desvanecía cuando su padre se negó a conducir 37 millas hasta Palm Spring, California, para su entrevista. Ellos viven en el pequeño pueblo de Perris en el Inland Empire. "El no comprendió la importancia de esa entrevista y de lo que significaba para mí," dijo ella. Nancy se sintió sorprendida cuando una semana después la llamó el reclutador para informarle que iría hasta el pueblo de Perris para entrevistarla. 

Después de nuestro recorrido por Harvard nos fuimos todos hasta el hotel donde sería la conferencia. El salón estaba repleto de jóvenes latinas quienes a pesar de haber cumplido con su responsabilidad académica, están ávidas de información y de motivación para poder hacer una diferencia. Ellas son una inspiración. Ellas son las líderes del mañana. La verdadera élite de Harvard.

(c) 2008 by Maria Elena Salinas
Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2020 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all