sábado, mayo 28, 2011

A LA MEMORIA DE OLLANTA HUMALA‏

Victor Raul Huaman, 
aula_magna@yahoo.com

La política es un arte y las elecciones un asunto de percepción por lo que a unos días de las elecciones, los asesores de Humala han recomendado el juramento ante nada menos que el escritor Mario Vargas Llosa, con el fin de brindar confianza en temas donde el elector percibe todo lo contrario.

La lectura a esta grandilocuente declaratoria, es que el Señor Humala no es muy honesto y se podría presumir que tiene en mente hacer todo lo contrario a los compromisos asumidos al momento de inscribir su candidatura ante el JNE. Las reglas democráticas no lo garantizan el etno-cacerismo o la doctrina Ollanta, sino la Constitución y el Pacto de San José de Costa Rica.

Esta ceremonia, también podría explicar el retiro en la propaganda humalista de la frase “HONESTIDAD para hacer la diferencia” por “Un Perú para todos”. Admirable el giro del buen Humala que reconoce un solo Perú, pero que mal que el funeral del eslogan original, coincida con juramentar aceptar el estatuto del dictador Alberto Fujimori de 1993, que jamás debió recibir el título de Constitución.

La HONESTIDAD de Humala estaba ya en entredicho luego de convocar a los 100 técnicos tránsfugas, ha quienes encargó modificar su Plan de Gobierno ¿Qué otras cosas negocia el buen Humala, ante esa ensalada de fracasados soldados de la política? Y es que, no se puede ser HONESTO cuando niega ser parte del proyecto del dictador venezolano que conspira con Irán, la venta de armas por 10 mil millones de dólares para movilizarnos en una aventura militar contra Chile.

Ser HONESTO y coherente con lo que se proclama es jurar por un Perú incluyente y no dividirlo en razas como proclama el etno-cacerismo, o estar buscando entre Brasil y Venezuela, guiones que satisfagan los abismos programáticos del humalismo. “Ni copia ni calco, sino creación heroica” debe ser parte del juramento ollantista.

Ser HONESTO no solo es respetar la democracia ante la presente eventualidad electoral, sino jurar defender la democracia con la misma energía, si gana la señora Keiko Fujimori. Solo entonces, si cambiaría radicalmente la percepción que se tiene del buen soldado Humala, que solo transmite dudas e inseguridad con el propósito de llegar a ser el perfecto dictador a toda costa.

El señor Humala debió prometer y jurar por la memoria de José Carlos Mariátegui o por Andrés Avelino Cáceres, ello hubiera sido HONESTO y coherente con lo que defiende y representa, ¿Pero jurar ante Mario Vargas Llosa defender el Estatuto del gobierno de Alberto Fujimori? Eso no es HONESTIDAD.

Y si algo de MEMORIA le queda al militarista Humala, el pueblo apreciaría – incluso los que van a votar por él – que consulte con su conciencia visitar y pedir perdón ante los familiares de las víctimas de “Madre Mía” y los policías del Andahuaylazo. Luego y solo luego, podremos apreciar el real valor que otorga a la MEMORIA de un Perú que hace muchas décadas reclama HONESTIDAD a los políticos.

23MAY11
Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2017 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all