martes, septiembre 08, 2015

Recuperemos el ritmo de crecimiento ¡YA!

Por: Guillermo Vidalón del Pino

La crisis china y su impacto en la economía global nos afectan a todos, pero es en dichos períodos donde los estadistas sacan a relucir aún más sus fortalezas y las aprovechan para convertirlas en oportunidades, relanzando el crecimiento y estimulando la inversión, en vez de dedicarse exclusivamente a jugar el ajedrez de la política de corto plazo.

Es cierto que la opinión pública está indignada por los indicios cada vez más abundantes -y para algunos evidentes- de hechos que colisionan con prácticas gubernamentales transparentes y de buen gobierno, peor aún si estos indicios comprometen a la cúspide del poder.

¿Qué demanda la ciudadanía?

Que los organismos responsables cumplan con su función de investigar; pero, mientras tanto, hay un país de 30 millones de peruanos que ve su economía desmoronarse progresivamente, que encuentra dificultades para conseguir empleo, que empieza a preocuparse por el impacto de la subida del tipo de cambio que impactará inexorablemente en el valor de los productos que consume día a día.

Una preocupación adicional es el anunciado fenómeno del Niño de alta intensidad.  El riesgo de afectación a la infraestructura en general y, particularmente a la vial es muy significativo; por consiguiente, el impacto en el costo del traslado de los alimentos hacia los centros urbanos será cada vez mayor impactando negativamente la canasta familiar.

¿Qué hacer en el corto plazo?

Dar pase a todo proyecto de desarrollo y de infraestructura social y productiva en el más breve plazo.  Dejar de lado la estrategia de “la oportunidad política” para sacar de los reflectores  lo que está aconteciendo en su entorno más íntimo.  No manipular al sector productivo eludiendo su responsabilidad de conducción y perdiendo la oportunidad de liderar el gobierno. Tener presente que el país es una institución de largo plazo, mientras que el mandato constitucional otorga un plazo definido a los gobernantes.

Los proyectos de desarrollo productivo se llevarán a cabo más temprano que tarde y mientras más temprano se lleven a cabo mejor.  Si un gobernante tiene la hidalguía de dirigirse a la ciudadanía y decir, por ejemplo: “El gobierno en sí mismo constituye un proceso acelerado de aprendizaje, en la conducción del mismo he aprendido que la política es el arte de lo posible, pero para hacer lo necesario.  En su momento, en el afán por hacer llegar los frutos del crecimiento a un mayor número de compatriotas, demandé el establecimiento de más programas sociales que plasmen la esperanza de un gobierno inclusivo.  No obstante, la crisis internacional está impactando negativamente los ingresos fiscales, cada vez hay menos recursos que podamos repartir, inclusive, se encuentra en riesgo la sostenibilidad de alguno de ellos.  Las opciones son, emitir billetes y generar inflación -como en el pasado-, o ajustar el gasto a lo que dispone la caja fiscal.

En este período, también he aprendido que los ingresos fiscales se incrementan estimulando la inversión.  En ese sentido, he decidido destrabar la inversión comprometida y dar pase tanto a proyectos de infraestructura como a la industria extractiva, quienes me han ratificado su compromiso de invertir en el país, a pesar de la turbulencia internacional.  Esta decisión permitirá generar miles de puestos de trabajo en el más breve plazo, fortaleciendo la demanda interna y nuestra capacidad de consumo. Pido a la ciudadanía que me acompañe en esta decisión y no se deje arrastrar por los promotores de la violencia, quienes se aprovechan de la pobreza y la carencia de otros compatriotas. El estado garantizará la paz y el orden interno. Muchas gracias.”.

El país lo recordará por la valentía de su decisión y por pensar en todos los peruanos más allá de su período de gobierno.

Muchas gracias por leerme. Se autoriza su reproducción (siempre que se respete la autoría del mismo) para que más peruanos seamos conscientes de la importancia de la minería en el proceso de desarrollo y generación de bienestar en el Perú.
Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2017 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all