domingo, octubre 11, 2015

NUEVAS PERSPECTIVAS DEL PETRÓLEO, SU PRECIO Y LA CRISIS RUSA..

Néstor A, Scamarone M.
 
48 importantes yacimientos de gas de esquisto. 38 países, según la Energy Information Administration (EIA).
 
El gas de lutita, también conocido como gas de esquisto o gas pizarra (en inglés: shale gas y enfrancés: gaz de schiste), es un hidrocarburo en estado gaseoso que se encuentra en la formaciones rocosas sedimentarias de grano muy fino. Este tipo de gas natural se extrae de zonas profundas en terrenos donde abunda el esquisto, las lutitas o las argilitas ricas en materia orgánica. El interior rocoso del esquisto presenta baja permeabilidad, lo que impide su ascenso a la superficie. Por ende, para la extracción comercial de dicho gas, es necesario fracturar la roca hidráulicamente.

 El shale o roca de esquisto es una formación sedimentaria que contiene gas y petróleo. Su característica definitoria es que no posee la suficiente permeabilidad para que los hidrocarburos puedan ser extraídos con los métodos convencionales, lo cual hace necesario la aplicación de nuevas tecnologías. Estas consisten en inyectar agua a alta presión conjuntamente con la aplicación de agentes de sostén, lo que permite que los hidrocarburos atrapados en la formación fluyan hacia la superficie.
La lutita es una roca sedimentaria detrítica o clástica de textura pelítica, variopinta; es decir, integrada por detritosclásticos constituidos por partículas de los tamaños de la arcilla y del limo. En las lutitas negras el color se debe a existencia de materia orgánica. Si la cantidad de ésta es muy elevada se trata de lutitas bituminosas.
Colores gris, gris azulado, blanco y verde son característicos de ambientes deposicionales ligeramente reductores. Coloraciones rojas y amarillas representan ambientes oxidantes.
Las lutitas son porosas y a pesar de esto son impermeables, porque sus poros son muy pequeños y no están bien comunicados entre ellos. Pueden ser rocas madre de petróleo y de gas natural. Por metamorfismo se convierten enpizarras o en filitas. Su diagénesis corresponde a procesos de compactación y deshidratación.”Sic. 
Redactor: Dr. Néstor Scamarone.
La Energy Information Administration (EIA), hace unos días, acaba de dar a conocer una nueva reducción estimada para la demanda mundial de petróleo en 2015: el crecimiento del consumo global esperado será solo de 900.000 b/d o sea una rectificación de 239.000 b/d menor a la previa. Es la cuarta rebaja de la demanda estimada calculada por la AIE en TRES meses. En total, la demanda prevista para 2015 es 92,3 millones b/d en comparación con 92,4 millones b/d de 2014, sin crecimiento, vale decir sin crecimiento casi en todo, si consideramos la energía de los hidrocarburos, como el eje energético que mueve al mundo.
Obviamente que se ha desatado una guerra entre Washington y Riad que son los jugadores más fuertes del mercado. Desde que Barack Obama llegó a la Casa Blanca, se puso como objetivo la autonomía energética. Para lograr eso, aumentó la producción de petróleo convencional, al tiempo que impulsó “inmensas inversiones” en shale oil y shale gas, a tal extremo que la exploración y explotación de las lutitas por el shale gas y el shale oil, esta creciendo de manera geométrica e irracional con la consecuente contaminación ambiental sin parangón en el planeta (disculpará el lector que no hable de lo que es la explotación de las lutitas y de la contaminación ambiental, motivo de otro artículo). El reino árabe, que genera un tercio de la producción de la OPEP, apuesta por mantener un precio bajo del crudo, para desalentar la inversión norteamericana en nuevas técnicas de perforación. Los saudíes parecen ahora impulsar una táctica diferente: dejar que caigan los precios y sacar del negocio a productores de no convencionales con costos más altos”. El 14 de diciembre el secretario general de la OPEP, Abdullah al-Badri, confirmó una vez más la posición del grupo: “La decisión ha sido tomada. Las cosas se dejaran tal como están. Hemos acordado que es importante continuar con la producción a los niveles actuales para el próximo periodo”. “No vamos a cambiar nuestros criterios por el hecho que los precios se encaminen a $40/b”.
Como consecuencia, los marcadores de los precios del crudo penetraban la zona inferior a los $45/b para luego rebotar uno o dos dólares. Rusia presenta un caso de excepcional importancia dada su magnitud como potencia y su significado histórico. La estrepitosa y sorpresiva caída de los precios de petróleo ha impactado fuertemente a países dependientes en gran medida de los dólares generado por dichas exportaciones. Especialmente afectados se encuentran: Rusia, Nigeria, Irak y Venezuela (capaz ya en la quiebra). El caso de la Federación Rusa (incluye Azerbaijan y Kasakhstan) merece especial atención por los factores geopolíticos involucrados.
Rusia es el principal productor de petróleo en el mundo. En 2012 alcanza su máximo nivel histórico hasta la fecha de 10,7 millones de b/d. La estimación autorizada para 2015 prevé el mismo nivel sujeto a una disminución marginal. No obstante, es importante anotar en el marco de un futuro mediano plazo de unos cinco años que dos de las principales empresas rusas han iniciado la “fracturación” de las rocas lutitas, petróleo no convencional del tipo shale. Otro que entra a sumarse a los Cuatro Jinetes del Apocalipsios de la contaminación”. 
La tragedia rusa, es que merma los ingresos fiscales provenientes de las exportaciones de crudo y gas que representa más de $100.000 millones en 2014 lo cual ha causado la devaluación explosiva del rublo a lo largo de los últimos meses, encaminando a Rusia con su capitán Putín a una debacle impredecible y sus caprichos en Ucrania… Además, la inyección no prevista de rublos en la economía interna ha generado un proceso inflacionario. El Banco Central se ha visto obligado a intervenir en repetidas ocasiones a fin de incrementar la tasa de interés de 5,5% a principios de 2014 hasta 10,5% actual.
O sea, Rusia tendría un faltante de, por lo menos, $50.000 millones en relación al total presupuestado de $290.000 millones. El efecto de las sanciones económicas impuestas por las principales potencias europeas y Estados Unidos. por las acciones en Ucrania pudiera resultar en una cantidad similar pues se parte de la premisa que no serán levantadas en todo 2015 y capaz el 2016.
Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2016 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all