martes, septiembre 29, 2020

¿Por qué tendría que negarlo?

Por Guillermo Trelles


Cada vez por mofarse u ofenderme me dijeron ‘’Eres aprista’’, jamás lo he negado, es como negar tu fecha de nacimiento, aunque hay casos. Tú te puedes ir del partido, de la institución, pero del corazón nadie saca la estrella. No creo que eso sea un pecado, si es así vivimos en un mundo de pecadores. He estado alejado del partido, pero siempre pendiente de lo que sucedía alrededor. 

Me dolió la derrota del 2016, la muerte de Alan García porque tuve la oportunidad de conocerlo y de recibir una charla magistral el año 2011 con jóvenes de todas partes del País, en la Universidad San Martín de Porres. Y era una persona sencilla, y siempre recuerdo cuando me dijo: ‘’Eres Trelles, sobrino del viejo’’ ¿Por qué no me trajiste mangos? Dame que te firmo el libro’’.

Y somos muchos de los formados en el Apra los que seguimos firmes en nuestras convicciones no hemos migrado a la derecha, somos un movimiento de izquierda revolucionaria, así nacimos. Debo mencionar que de manera paralela al surgimiento de la doctrina aprista en la arena política peruana, aparecía un discurso que rechazaba los principales postulados de la nueva organización. Fue así que, casi al mismo tiempo que el APRA crecía como un nuevo partido, empezó a generarse un sólido antiaprismo en la política peruana, que hasta ahora sobrevive.

Recuerdo las letras del aprista Hernán Hurtado y de su descripción: "Ser aprista” es hacerse partícipe del destino histórico común de la justicia social, compartiendo los valores democráticos, ejerciendo la docencia política, cultivando e interpretando la doctrina, conociendo la historia, modernizando el quehacer político. Y  mucho de razón tiene.

Los postulados de Haya de La Torre, los del Apra auroral, deben ser fortalecidos y modernizados, adecuados a nuestra realidad, el único y grave error del Apra y que algunos no han notado son las pugnas internas que tanto daño nos hicieron que se han solucionado a los puños o ideológicamente, pero todos saben que cuando se trata de hacer un solo bloque, se hace. ¡Disciplina compañeros!

Y es que los errores que cometieron otros, no tienen que enrostrarse a las nuevas generaciones. Los errores que cometieron tu padre, tu hermano, tu familiar o tu amigo no tienes que pagarlos tú. Sigue libre, se feliz, ama a tu partido y lucha por tus convicciones. Y si quieren usar ‘’aprista’’ como insulto, déjalos que se enojen y demuestra con tus acciones y tu trabajo. Forja tu futuro con tus acciones y ellas callarán bocas.

Y termino parafraseando a Víctor Raúl Haya de la Torre: ‘’La virtud fundamental de todo aprista es la de saber persistir. Los obstáculos, los fracasos, los largos períodos de espera, deben ser siempre mirados con optimismo. El Aprismo es una escuela de educación de la voluntad y un gran corrector para los versátiles."

Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2020 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all