domingo, diciembre 14, 2008

DOBLE MORAL

Por el c. Germam Luna Segura
Director del Diario LA TRIBUNA

La derecha ha mostrado siempre un curioso comportamiento frente a las denuncias que los toca. Arremeten contra los acusadores y usando de sus vínculos con cierta prensa, los demuelen.

El Humalismo por su parte respondió los juicios a su líder con tono alto cachaquesco dicen algunos-, y usando de la vieja estrategia de responder con ataques, ninguneando la acusación. 

Sin embargo la difusión de una conversación en el que el más conspicuo congresista del humalismo opositor, Daniel Abugattás, pide “chuponear” a una serie de periodistas y empresarios, nos ha mostrado “el alma real de la oposición política” y ha puesto en tela de juicio su real adhesión a los principios fundamentales del sistema democrático. 

No pueden entenderse los hechos de otra manera ya que tras la difusión de los denominados “petroaudios” la oposición en su conjunto quiso usarla contra el APRA sin obtener los resultados esperados, en tanto que ahora, tendrían que enfrentar su propia investigación atendiendo a que es el mismo presidente de la Comisión que Investiga los actos de corrupción derivados de la concesión de unos lotes petroleros -puestos en evidencia por la difusión de unos audios obtenidos ilegítimamente-, quien aparece en estas grabaciones, por lo menos, como autor intelectual del probable delito de interceptación de comunicaciones privadas. 

Que la derecha suele dispararse a los pies era un hecho harto conocido. Pero que el humalismo también lo haga, merece un análisis detenido, aún cuando no existe una idea clara de cómo saldrá de este complicado asunto Daniel Abugattás ni de cuanto esto le afectará a su colectivo político, el mismo que ha preferido optar por la estrategia de echarle la culpa al canal de televisión que propaló los audios, en un intento de matar al mensajero, perdiendo de vista las verdaderas responsabilidades que han quedado al descubierto en esta denuncia. 

Lo decíamos en una columna anterior, los delitos, delitos son y la voluntad dolosa de ciertos advenedizos a la política tiene y debe ser puesta en evidencia a efectos de saber, no sólo quienes somos, sino, con cuantos personajes honestos cuenta la democracia en el Perú. 

Pretender “salirse del tema” arguyendo medias verdades y aludiendo que esa “fue una conversación presentada fuera de contexto”, es tan torpe como sostener que esta también fue una “conversación coloquial” en donde se habla “de cosas tontas” o como comentar los videos de “la salita del SIN” sin mencionar la ruma de fajos de billetes expuestos a todo el mundo. 

Hay quines dirán que por la naturaleza de lo escuchado todo habría quedado en tentativa, pero será el tiempo quien responda esta interrogante. Por lo pronto, es hora que los opositores, y, especialmente los Nacionalistas, incluyendo Humala, nos expliquen el porque de esta doble moral por la cual, cuando alguien obtiene o propala un audio o un video que involucra directa o indirectamente a algún funcionario público o militante del partido de gobierno, ésta adquiere “valor probatorio”, “genera legítimos indicios de la comisión de ilícitos penales” y los involucrados merecen en el mejor de los casos, la cárcel; en tanto que, si se encuentra testimonios, audios o videos que comprometen a la oposición en actos ilícitos o políticamente inconvenientes, o específicamente a algún líder del humalismo, antes de emitir un juicio de valor, nos reclaman “ver el origen legal de la supuesta prueba”, ya que todo lo que toque a Humala o Lourdes Flores es una “cortina de humo del gobierno” o una prueba de la “persecución política” que alienta en sus mentes el aprismo.
Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2021 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all