viernes, septiembre 01, 2006

La Organización Aprista:

El nuevo inscrito debe saber que se incorpora a una organización funcional y democrática. Cada ciudadano inscrito en el partido tiene derecho a expresar su opinión, a votar democráticamente en sus asambleas, a participar de sus actividades sin ninguna restricción. El Aprismo es patrimonio y propiedad de todos los peruanos que se identifiquen con sus propuestas. Dentro del partido debe respetarse la más estricta democracia sin ninguna manipulación, sin ninguna alteración de sus padrones o de sus decisiones.

Cada aprista inscrito tiene igual derecho a hablar, participar y votar, tanto en la base territorial o distrito en el que resida, como en la base o agrupación funcional de la que forme parte de acuerdo a la actividad que desempeña en la vida diaria.

Los apristas participan en la vida del partido en sus comités distritales y sectorales, promoviendo la concertación con otras instituciones de su jurisdicción, organizando labores de servicio a la comunidad con sus profesionales, dando utilidad social a los locales del partido. De otro lado, los apristas que escogen actuar en las bases o agrupaciones funcionales, se organizan según sus actividades (abogados, ingenieros, médicos, trabajadores ambulantes, transportistas, artesanos, intelectuales, agricultores y parceleros, etc.) Para orientar la acción del partido en cada uno de esos campos y participar en las grandes organizaciones nacionales de esas actividades.

En sus bases y agrupaciones, los apristas que cumplen su deber de acción social y difusión de la doctrina, eligen sus representantes a las grandes asambleas y congresos del partido, a través de los cuales, el aprismo expresa su voluntad democrática. Todo inscrito menor de 25 años puede elegir como área de acción la juventud aprista, los comandos Universitarios y trabajar en ellos para difundir el aprismo y promover la formación permanente de la juventud. Porque el primer deber del aprista es difundir la doctrina del partido y participar activamente en la vida laboral, intelectual y social. Cada aprista debe ser un dirigente en su provincia, en su distrito o su campo laboral. Un dirigente aprista debe caracterizarse como el que más liderazgo real y reconocido ejerce en la comunidad. Porque solo la acción diaria y efectiva hacia la comunidad impiden la burocracia y el sedentarismo, en los que puede incurrir quien se limite a la mera presencia física dentro de un local.

Ello impone un deber de información y formación permanente para cada aprista y para quienes se propongan representar al pueblo en nombre del Aprismo en los cargos electivos. El Aprismo es así para todos los antiguos y nuevos inscritos, un deber de acción permanente, para cumplir con los grandes objetivos de su doctrina, para convocar mas peruanos y más jóvenes, y para fortalecer al partido del pueblo que es el mejor instrumento de los peruanos en la construcción de la auténtica democracia con justicia social.El APRA desde su fundación estructuró en el continente una nueva manera de hacer política, estableciendo inéditos sistemas de captación, propaganda, ideologización y movilización de cuadros y de masas, que hasta hoy son modelo para muchos Partidos de la región.

Son PREMISAS fundamentales de la organización aprista:

El trabajo celular
Los militantes se organizan en núcleos para la labor política.

La división territorial y funcional
Según jurisdicciones políticas y según actividad socioeconómica de los militantes.

Centralismo Democrático
La jerarquía de responsabilidades y funciones garantiza la institucionalidad del Partido.

La Disciplina
La decisión voluntaria de los apristas de ceñir su conducta a las normas partidarias con lealtad, estoicismo y responsabilidad, garantiza la cohesión del Partido.

La Fraternidad y la Igualdad
Garantizan la fortaleza del Partido: Todos somos compañeros.

Sufragio Universal
Las bases eligen a sus dirigentes y candidatos a representaciones políticas: Cada aprista un voto.

Democracia Interna
La toma de decisiones es un proceso que se inicia desde las bases: Todos participan.

Democracia Funcional
Se sustenta en la dignificación del trabajo y en la participación política de los trabajadores: El Frente Unico expresado en todas las instancias y representaciones partidarias.

Las normas partidarias aplican el ideario y estas premisas de la organización aprista.
Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2017 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all