sábado, julio 07, 2007

SE ACABO LA MEDIOCRIDEZ Y LA POLITIQUERIA BARATA EN LA EDUCACION PERUANA

El Congreso aprobó la ley del magisterio, la cual establece, entre otras cosas, que los Docentes que no aprueben tres evaluaciones serán retirados de la carrera pública.

Mientras en las inmediaciones de la plaza Bolívar, los dirigentes del Sindicato Unitario de Trabajadores de la Educación del Perú (Sutep) ratificaban -con gritos destemplados- la continuidad de la huelga general indefinida, en su afán de impedir la aprobación de la Ley de la Carrera Pública Magisterial, en el Parlamento, los congresistas del Partido Nacionalista y de Unión Por el Perú trataban de dilatar el debate recurriendo, incluso, a amenazas explícitas en el sentido de que la norma generaría más caos y desorden en el país.

Su discurso, sin embargo, no logró su propósito. Pese al retiro de upepistas y nacionalistas del hemiciclo, la Comisión Permanente aprobó -en primera votación- la ley que consagra la evaluación periódica de los maestros como herramienta para garantizar una mejor calidad de la educación.

El texto consensuado por el Apra, Unidad Nacional, Grupo Fujimorista y Alianza Parlamentaria establece que, en caso de que desaprueben la primera valoración del desempeño profesional, los docentes se someterán a dos evaluaciones más previa capacitación. Si reprueban las tres veces, serán retirados de la carrera pública sin oportunidad de reingreso.

Asimismo, se consigna mejoras en las remuneraciones y el otorgamiento de bonificaciones y asignaciones que demandarán un presupuesto adicional superior a los S/.1,380 millones.

SIN DESPIDOS. "Esta ley dignificará la carrera porque les permitirá a los profesores demostrarle a la sociedad que tienen las capacidades para formar a sus hijos. Nosotros confiamos en ellos; son sus dirigentes los que los insultan al poner en duda sus capacidades. Desmiento categóricamente la falacia que desperdigan dirigentes politizados que quieren hacer de esta ley una herramienta de sanción a los maestros. Yo garantizo que no habrá despidos de docentes", declaró el ministro de Educación, José Antonio Chang, quien anticipó que, a partir del lunes, los huelguistas serán reemplazados por los profesores alternos inscritos en las Unidades de Gestión Educativa.

Por su parte, la titular del Legislativo, Mercedes Cabanillas, desmintió que la ley privatice la educación o elimine la gratuidad de la enseñanza, y anunció una campaña de divulgación de los alcances de la norma. Una tarea que se llevará a cabo en coordinación con el Ejecutivo, según confirmó el presidente Alan García, quien aseguró que la ley no desatará una "cacería de brujas" en el magisterio.

Ese, sin embargo, es precisamente el mensaje que la dirigencia sutepista, con Luis Muñoz a la cabeza, lanzó a sus agremiados desde el mismo Palacio Legislativo, en donde irrumpió con el aval de los nacionalistas Rafael Vásquez y Juvenal Ordóñez, y del upepista José Vega. Dejando al descubierto su negada cercanía ideológica, Muñoz se presentó junto a quien -según él- encarna a la facción disidente del Sutep, Robert Huaynalaya. Ambos "denunciaron" que la ley privatizará la educación. Lo que no dijeron es cómo será posible eso si ninguno de los 65 artículos de la norma consigna algo al respecto.
Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2017 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all