domingo, abril 06, 2008

Es posible que este año el Perú obtenga un segundo grado de inversión

La capacidad y voluntad de pago de la deuda son factores determinantes.

Por Luis Davelouis Lengua / El Comercio

De mantenerse el actual rumbo económico y el manejo de las finanzas públicas, el Perú podría obtener el grado de inversión por parte de otra de las calificadoras de riesgo más importantes del mundo, Standard and Poor's (S&P), antes de fin de año. De hecho, según el ministro de Economía, Luis Carranza, al interior del Gobierno se esperaba alcanzar el grado de inversión "durante la segunda mitad del 2008, pero se consiguió antes".

Ello, debido a que la obtención de esta calificación tiene que ver con la capacidad de pago de un país, tanto como su voluntad de cumplir con dichos pagos. Así, puede explicarse cómo, en medio de una inflación subyacente que se eleva por problemas estacionales y choques de oferta externos --producto de una crisis financiera internacional cuyas consecuencias están aún por verse--, protestas sociales y la más baja popularidad del Gobierno desde que asumiera la administración del Estado, una calificadora de la talla de Fitch Ratings nos otorga el grado de inversión. "Ninguno de estos hechos, ni aislados ni sumados, van a afectar la capacidad de pago del país ni la voluntad del Gobierno de cumplir", explica el economista Guillermo Arbe, del Scotiabank.

Ello queda claramente demostrado cuando se revisan las fortalezas peruanas que reconocen las tres principales calificadoras de riesgo: las sanas políticas macroeconómicas (manejos fiscal y monetario responsables), la reducción progresiva de la proporción de la deuda denominada en dólares con respecto a la deuda total, el rápido crecimiento de las exportaciones y del PBI, y la posición de reservas internacionales, que nos hace menos dependientes de la liquidez internacional.

Entre las debilidades, las calificadoras consideran, principalmente, la estrecha base exportadora o concentración de estas en algunos pocos productos --que nos hace vulnerables a la volatilidad de los precios internacionales--, los todavía altos --aunque decrecientes-- índices de dolarización y de deuda externa en moneda extranjera, y la limitada flexibilidad fiscal dada por la aún pequeña proporción de los ingresos fiscales respecto del PBI, agravada por las demandas sociales que limitan la flexibilidad del gasto.

El director del la consultora Macroconsult, Élmer Cuba, dice que el grado de inversión toma en cuenta principalmente la capacidad fiscal de cumplir los pagos.

"Todo está en función de si vas a pagar o no tu deuda pública y la probabilidad de que el Perú no pague es muy baja. Consideraciones como la democracia y la gobernabilidad son más cualitativas, sofisticaciones que no puedes meter en una ecuación objetivamente", explica.

En efecto, si se revisa la metodología de calificación de Moody's, por ejemplo (que tiene al Perú dos peldaños por debajo del grado de inversión), de 53 consideraciones, solo una está referida a la efectividad del gobierno (Government effectiveness), un índice que el Banco Mundial publica cada dos años y se refiere a la calidad de los servicios públicos y la burocracia que los brinda, la competencia e independencia política de los servidores públicos y la credibilidad respecto del compromiso del Gobierno con sus políticas.

No político
Para Arbe, la interrogante más importante es si esa capacidad y voluntad de pago son sostenibles en el tiempo. Por eso, la preocupación de las calificadoras está en la transición política. No obstante, para el economista, el tema de la deuda es, en el Perú, cada vez menos político.

"Ya no es oneroso para el Estado. Antes había que estar recortando de todos lados para pagar la deuda, pero eso ya no ocurre. Por eso, no creo que la situación cambie en un próximo gobierno. Incluso gobiernos económicamente heterodoxos como el de Venezuela siguen pagando su deuda pública", explicó.

Las tasas no bajan
Contra lo afirmado al mediodía de ayer por el ministro Carranza, Cuba cree que las tasas no bajarán en la magnitud que se espera ni que el riesgo-país vaya a caer sustancialmente. "Las tasas no van a caer porque el Perú, sin tenerlo, ya gozaba de los beneficios del grado de inversión. Por lo tanto, tampoco caerá el riesgo-país, pero sí se minimizará su volatilidad", sostuvo. Ese indicador bajó ayer 10 puntos.

Las cifras
47% es el estimado de crecimiento del Ministerio de Economía y Finanzas para el Perú en el 2008. Este será uno de los más altos de América Latina y estará impulsado, según el MEF, por la demanda interna.
410,5% se incrementaría el valor relativo de las acciones que cotizan en la bolsa de Lima, según el Banco de Crédito, porque el costo marginal de invertir en el Perú se reducirá sensiblemente.
Share on :

1 comentarios:

iCarlos dijo...

Cuando podamos ver todo ese crecimiento en el bolsillo del pueblo podremos decir que el Perú avanza, pobre Alan y pobre APRA, han perdido la base ideológica de su partido transformandose en simples capitalistas.

Disculpame pero las cosas como son, he leido los libros de Haya y se de lo que hablo, se que el APRA ya no es lo que era y se que Alan insulta la memoria de Haya cada día con sus acciones.

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2017 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all