domingo, junio 22, 2008

Carta de c. ALAN GARCIA al Sec. General del Partido del Pueblo y al aprismo en general

Sólo unas palabras para destacar la más profunda cercanía y fraternidad, mi esperanza personal en la trayectoria futura del compañero Mulder, en la profundidad de sus convicciones y trabajos intelectuales y en el tesón con el cual debe conducir nuestro partido a la causa de su victoria en el año 2010 en las elecciones regionales y municipales y en la causa fundamental y continuadora de la victoria del aprismo en el año 2011.

Creo que un elemento fundamental de la fortaleza de este partido -que a pesar de su contingencia y progreso, está fuerte, sólido y triunfador-, es el respeto a nuestras instituciones y la unidad en torno a ellas, por eso la presencia, el nombre y el cargo del secretario general del APRA tiene una profunda significación histórica y tiene un profundo retintineo en mi corazón de aprista. 

Estoy aquí por eso, para saludar la continuidad del aprismo generacional, ideológico y moderno en la persona del c. Mauricio Mulder Bedoya que ha demostrado siempre afán de rebeldía, afán de hacer que su partido protagonice los momentos estelares de nuestra historia política, pero al mismo tiempo, sólida, profunda disciplina y fraternidad; es esto lo que lo ha ido educando en el curso de los años para constituirlo en un secretario general del cual nosotros podemos tener orgullo y confianza y se que el partido se mantendrá firme y sólido de la manera que nuestro compañero lo conduce, permitiendo el derecho de todos a pensar, pero afirmando nuestra disciplina, que es la esencia de nuestra unidad y el sustento de nuestra fraternidad.

Me interesa como a nadie que los éxitos escasos si los hay de este gobierno o grandes más adelante, sean capitalizados y contabilizados por el aprismo. Que se sepa que es el apra, no sólo la inversión, la que baja la pobreza; que se sepa que es el APRA la que electrifica al Perú y abre la posibilidad al agua potable, a la educación y al combate contra el analfabetismo.
Que se sepa que es el APRA la que va a enaltecer el Perú hasta constituirlo en el país más sólido y progresista de la América Latina y que va a hacerlo, reduciendo al mismo tiempo las cifras dramáticas, inaceptables de la miseria, del analfabetismo.
Que se sepa que es el APRA la que va a enaltecer el Perú hasta constituirlo en el país más sólido y progresista de la América Latina y que va a hacerlo, reduciendo al mismo tiempo las cifras dramáticas, inaceptables de la miseria, del analfabetismo. Es el APRA, es el APRA en su larga historia. Como decía Haya de la Torre, los instrumentos pueden cambiar, pero las lealtades y verdades no se rinden, y este es el partido del pueblo y como dirigente del partido del pueblo me complace profundamente que los apristas y su secretario general, mantengan inhiestas las banderas del pueblo, de su justicia social y de su fortaleza por su porvenir y su victoria final.

Recuerdo por que es menester hacerlo a Víctor Raúl Haya de la Torre, nuestro jefe, nuestro padre, nuestro padre espiritual, nuestra genética política en él, y se que él estaría orgulloso y contento de ver como se levanta el Perú, de ver como puede ir sometiendo a otros países a la conducción del país piloto que antaño tuvo, y como puede el pueblo peruano a pesar de los obstáculos y problemas que la economía internacional nos plantea ver que el crecimiento llega a él. 

Yo les garantizo y en la persona del secretario general hago compromiso que vamos alcanzar los nobles objetivos de reducir sustantivamente la pobreza hasta menos del 30%, que vamos a eliminar totalmente el analfabetismo como no se hizo en 500 años de vida virreinal y republicana.

Mañana llevaré la palabra en la presencia del aprismo a 208 pueblos que van a tener electricidad por primera vez en siglos de la historia, ya son mil setecientos y serán más de seis mil al concluir este quinquenio aprista, pero si logramos que sean más de seis mil y dos millones de peruanos con derecho a tener luz eléctrica en su casa y si logramos erradicar el analfabetismo y ampliar fronteras del agua potable y mejorar el empleo y formalizar el derecho de los trabajadores para que tengan los derechos esenciales que son el mínimo concepto de la democracia social de este tiempo, estoy seguro que este será solamente un quinquenio más del partido y habrá nuevos quinquenios que sucederán esta causa, hasta que completemos lo que fue nuestro juramento original, hace largos años ya una generación prodigiosa en la que estaba Manuel Seoane - cuyos ecos retóricos me traen a la memoria muchas veces la voz aguda de Mauricio Mulder y su forma de construir los planteamientos-, ofrendó un juramento ante sí misma y ante el destino del Perú y esa generación dijo que habrá justicia social.

Mucho tiempo ha pasado desde entonces, muchos problemas hemos tenido que solventar y sufragar, pero aquí estamos los apristas y lo que me llena de orgullo es que todavía están los apristas por convicción, con fortaleza, con conciencia que no nos ablandamos ante lo que dicen unos y otros y que sí vamos a cumplir el juramento comprometido en 1930 por los fundadores de nuestro partido. 

Y en lo que yo pueda hacer o en lo que pueda impulsar, sepan que impulso al partido del pueblo, soy hijo de la sangre aprista, hijo de la prisión aprista, hijo del antaño y voy hacer que el aprismo insurga poderoso y glorioso como único y el gran partido del pueblo del Perú.

¡Viva el compañero Mauricio Mulder!
¡Viva el Apra!
¡Viva Haya de la Torre!
Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2017 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all