domingo, julio 06, 2008

TAREAS

Por el c. ALAN GARCIA PEREZ
Presidente Constitucional del PERU
2006 - 2011

Necesitamos, naturalmente y de manera más compleja integrar nuestra comunidades, nuestro villorrios, con caminos, con electrificación rural, con alfabetismo, pero también con calidad educativa por que la calidad educativa por mala que sea en Lima, es inmensamente superior a la que se da o administra en los lugares mas remotos donde hay profesores de dos días, donde hay profesores de tres aulas y tres grados diferentes, donde no hay libros y donde hay desanimo, pesadumbre. 

La inclusión y la equidad deben ser uno de los objetivos sensibles de nuestro proyecto educativo, pero segundo ha de ser la calidad educativa. Cada uno tiene muchas mas neuronas que las que normalmente utiliza no la hace por falta de exigencia, por ociosidad por derrotismo por abandono. Yo recuerdo siempre con fruición y como enseñanza de aquello que Haya de la Torre nos decía en cada peruano hay un genio dormido y a veces se va dormido a la tumba, y hay que despertarlo. 
Es mi convicción neurobiológica que todos tenemos mas o menos las mismas competencias, solo que no hemos hecho las sinapsis necesarias pero todos tenemos el mismo potencial. 

Allí hay un problema que viene de una actitud laxa y primaria, pues tenemos un nivel de esfuerzo y hasta de resistencia al dolor muy bajo. Los chinos y japoneses, con su educación confuciana y su paciencia de largo tiempo se operan del apéndice y se van caminando en la tarde a su casa. El Niño que pinto Pardo y Aliga se quedaría tres meses en el hospital.

Sin embargo somos los mismos seres humanos solo que le nivel de aceptación del sacrificio y del dolor es mal alto en ellos. Eso forma parte de la educación básica de cómo se educa mi madre si me deja sufrir el dolor para no retroceder ante la audacia inicial y corregir las cosas, o si me sigue permanentemente para que no me tropiece para que no me caiga. Así cuándo el niño llega a la educación primaria, estudia para once teniendo un cerebro que le permitiría estudiar para veinte.

Yo no creo, francamente no creo que la pobreza sea la explicación del senderismo no lo creo. Tampoco creo que la pobreza es la justificación de la falta de exigencia educativa; no hemos puesto a presión a nuestra gente a nuestros jóvenes a estudiar el doble de lo que estudian, no lo hemos puesto a presión. ¿Por qué? Porque eso exige presión en el profesor para estudiar el doble también y trabajar el doble. Hay un círculo vicioso inmenso en esto. Estamos perdiendo un potencial enorme en el país por no fijarnos meta de exigencia y de dolor. La educación es un dolor, claro que lo dijo Pavlov, es la forma primaria de la educación: te equivocaste y a sufrir. Pero si Ud. no quiere que alguien sufra lo convierta en un ocioso. 

Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2017 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all