lunes, septiembre 19, 2011

Toledo en la sombra


Por César Campos R.
El ex presidente Alejandro Toledo anuncia la constitución de un “Gabinete en la sombra” de su partido, Perú Posible, el cual vigilará el desenvolvimiento de cada uno de los ministros oficiales del gobierno contrastándolos con sus propias cifras y alcances. Según Toledo, ello no apunta a manifestar descontento alguno con el grupo ministerial presidido por Salomón Lerner Ghitis (quien, dicho sea de paso, también fue funcionario de su administración).
La primera vez que se habló en el Perú del “shadow cabinet” (su traducción en inglés) fue por boca del entonces diputado Javier Valle Riestra, quien luego del triunfo de Fernando Belaunde en 1980, dijo que el Partido Aprista actuaría en el Parlamento como lo hacen las minorías en su similar de la Gran Bretaña. Es decir, nombrando un “Gabinete en la sombra” que siguiera el paso de cada cartera. La idea gustó y dio pie para que Alan García y Luis Alva Castro (diputados igual a Valle Riestra) lo materializaran en la Comisión de Plan de Gobierno del PAP.
Ahora el ex mandatario saca esta carta de la manga y comienza a jugarla con el claro propósito de irse forjando poco a poco una imagen de semioposición. La de la oposición completa vendrá de acuerdo a los vientos que soplen contra el quinquenio humalista, sobre todo en la parte económica que tan malos augurios proyecta desde ahora a consecuencia de la crisis mundial.
Cierto es que Toledo, tras el “periodo de luto” autoinfligido a consecuencia de su estrepitosa derrota en los comicios generales del 2011, tuvo que hacer de tripas corazón, comerse el pronóstico de “salto al vacío” que atribuyó al expectante triunfo de Humala y pactar con éste para que sus homólogos de la Pensión 65 presidencial (quienes estuvieron hace dos semanas en Lima, convocados por el Centro Global para el Desarrollo y la Democracia) no lo vieran debilitado en la estructura de poder de su propio país. Toledo ha sido hasta ayer parte de stablishment oficialista del Perú (dos ministros del Perú Posible lo confirman, igual que la alianza a nivel parlamentario) y sus tibias advertencias con sibilino tono crítico al gobierno de Humala no lo exoneraban de esa mimetización.
Pero las cosas parece que empiezan a ser distintas. Voces del entorno aseguran que Toledo siente no muy in pectore que es superior a Humala en cuanto a cómo manejar el país. El estilo respetuoso y lacónico del actual Presidente hacia él, lo ha interpretado como espíritu de subordinación. Quiere trabajar y a fondo su candidatura del 2016, para lo cual debe extirpar esa estampa obsequiosa que le genera la cercanía al régimen de turno.
Podría tener éxito. Nada hace vislumbrar por el momento lo contrario. En política lo que vale es la dedicación y la perseverancia. De esto da cuenta la historia del mismo Toledo pero también las de Alberto Fujimori, Alan García y Humala.
Parafraseando a José Domingo Choquehuanca frente a Simón Bolívar, puede aseverarse que Toledo pretende crecer desde la sombra como su idem de la tarde cuando el sol declina.
Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2017 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all