martes, diciembre 06, 2011

Patas arriba

c. Aurelio Pastor


Pese a los buenos deseos y al apoyo mayoritario que recibió en las semanas anteriores, el gobierno ha hecho de los últimos días los peores de su gestión, paralizando las inversiones y el entusiasmo con que empezaba a proyectarse desde que el presidente Humala iniciara tímidamente su distanciamiento de los sectores radicales que lo acompañan desde el inicio de su carrera política.

La suspensión del proyecto Conga ha significado un baño de desaliento al Perú que quiere seguir siendo "la estrella" de Sudamérica, generando gran preocupación en inversionistas y desmotivación en la opinión pública que considera la decisión una muestra de lo que puede suceder en otros sectores frente a protestas violentistas que logran paralizar al país asustando a los gobernantes.

Pero no ha sido lo único malo que ha ocurrido. Hay otros hechos que han pasado desapercibidos pero que ratifican el camino de la claudicación que parece haber escogido el Ejecutivo.

Pese a la gravedad del hacinamiento penitenciario que ya supero los 52 mil internos en un país con capacidad solo para 24 mil, el ministerio de Justicia decidió cancelar el primer proyecto de un penal privado que ya tenía ganador y que significó un largo esfuerzo de varios años y de distintos titulares, además de los costos del proceso y de lo que podría significar compensar al perjudicado. Demás esta creer en la continuación del segundo que también se encontraba en trámite. De igual manera, la suspensión del nuevo penal en Cañete y de la ampliación del existente, revela que será difícil construir nuevas infraestructuras y ampliaciones en otros lugares que seguirán el mismo camino de la revuelta. Las autoridades deben entender que en el Perú todos quieren más cárceles pero nadie aprueba que se construyan en su circunscripción y que por lo tanto hay decisiones que deben tomarse aunque no sean muy populares para lo cual se requiere mucho manejo político.

De la misma forma se ha deslizado el rumor que el Ministerio de Energía habría suspendido todos sus nuevos planes de inversión hasta que éstos pasen por el "control de calidad" de la consulta previa. Cierto o no, lo comprobable es que desde el inicio de la actual administración ninguno de los proyectos en la cartera de Proinversión ha sido otorgado bajo modalidad alguna. A lo mejor eso explica la renuncia de su titular.

Si el gobierno no retoma el camino de las inversiones, tendremos grandes problemas.
Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2017 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all