domingo, noviembre 30, 2014

¿COP 20 - SOLUCIONES O JUEGOS FLORALES? AMBIENTALISTAS Y POBREZA.

NÉSTOR A. SCAMARONE M.
Especialista – Ciencias Ambientales.

Un hito fundamental en materia de conservación del medioambiente y de los recursos naturales es la Conferencia de las naciones Unidas para el Medio Humano celebrada en bellos sitios turísticos, que concluyen con la suscripción por parte de 153/195 estados de instrumentos que contienen bellas proclamas, llanadas “Declaración de Principios y recomendaciones para la Acción”; estas Conferencias constituyen, en cierta forma, la carta de ciudadanía universal de todas las disciplinas relacionadas con la conservación del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales en beneficio del hombre, ser y centro de nuestro universo y habitat y de Muchos ambientalistas y pobreza, amén de las ONGs verdes, amantes del billete verde.

Dejando un rato mi cinismo, diré: Es por la conservación del hombre que se debe de conservar el medio ambiente y esto va en serio. Un planeta bello, lleno de flora y fauna, es un planeta muerto sino está en función del hombre para que lo disfrute. Y es que a la fecha se han priorizado los conceptos, hay que amar y conservar la naturaleza para conservar al hombre a quien Dios le dio la Tierra. A veces es difícil saber o priorizar que es primero si el desarrollo o la conservación. Al principio, como es lógico, solo fue el desarrollo, pero cuando este desarrollo se volvió irracional, se volvió contra él mismo, destruyendo al hombre, motor generador principal del desarrollo y en detrimento de la propia economía del desarrollo. El señor Humala planteó (sobre Conga) agua o minería, concluyendo que la minería es muerte. No señor, con lo que se gana en una minería limpia y técnicamente desarrollada y sostenible, usted tendrá más y mejor agua o regrese al colegio…

La única forma de garantizar el desarrollo sostenible de los pueblos es garantizando la conservación de sus recursos naturales y de su medio ambiente. El desarrollo, sin criterios y metodología técnica de conservación, se destruye así mismo, cuando la finalidad de los pueblos es casualmente la de alcanzar su máximo desarrollo. Sin embargo, algunos conservacionistas han hecho un dogma del desarrollo económico como el gran culpable del deterioro ambiental. Se ha dado por buena la tesis de que a mayor desarrollo, producción, consumo y bienestar material, peor el medio ambiente. Ese discurso reúne una variopinta alianza de ambientalistas, antiglobalizadores, izquierdistas, indigenistas, revolucionarios, ONG, no todas por supuesto y otros que, aprovechando la credulidad del público, han cabalgado sobre un proyecto político de grandes ramificaciones en el ámbito local e internacional, a veces capaz de entrelazarse en nombre de una causa noble ¿el ambiente? Cuando lo que buscan es el verde, pero del billete verde.

Yo como profesor de la Maestría de Ciencias Ambientales, creo firmemente en la protección del medio ambiente; sin embargo, soy conciente que detrás de esta noble causa, se ocultan los más oscuros intereses de algunas ONGs (repito, no todas por supuesto), de izquierdistas fanáticos ó de personajes políticos siempre en campaña ó más aún, de intereses ilícitamente económicos.

Aunque ya es tarde para esto, el Congreso de la República debió legislar con medidas ejemplarizadoras y drásticas la plena seguridad ciudadana, para proteger entre otros la actividad minera y energética en general; no se debe permitir que por razones políticas traten de afectar la inversión minera y energética y por ende los puestos de trabajo; ya es tiempo también de sancionar de manera ejemplar a los falsos defensores del medio ambiente que se disfrazan de verdes corderos del medio ambiente por sus verdes dólares…

A mi entender existe un plan concertado en contra de la actividad minera y de hidrocarburos en el país de parte de un sector radicalizado, que navega sin rumbo, ni brújula, pero si con un fin seudo idealista y conservador del medio ambiente, que desean detener e incluso expropiar mineras y petroleras como lo vienen pregonando, y es que están buscando un espacio político apuntando incluso a las elecciones del 2016, así de simple.

Al parecer las ONGs y algunos técnicos, desconocen la tecnología de exploración y explotación minera y petrolera que actualmente se emplea, la misma que no ocasiona o minimiza al máximo los daños al medio ambiente. En todo caso existen los estamentos fiscalizadores que pueden sancionar a los concesionarios y contratistas petroleros, inclusive con la “rescisión/terminación” de sus contratos y ahí acaba todo el problema.

El Perú ofrece un gran atractivo geológico por explorar en los próximos años, lo cual impulsa que empresas de talla mundial se interesen en invertir en el país. Sin embargo, se deben acelerar al máximo los tramites y mejorar las políticas mineras y de hidrocarburos y promover el trabajado permanente en el desarrollo nacional, para lograr las metas trazadas.

Auque el gran atractivo geológico del Perú para la minería anima a inversionistas mundiales, es importante mejorar el clima de inversión, ya que aún no son competitivas comparado con la región. En el último ranking de países elaborado por “Gerens”, en base a información de “Metals Economics Group”, figura que los últimos nueve años, el país ocupo entre el tercer y el sétimo puesto mundial como destino de inversión o con este gobierno, que tiene por ejemplo aguantado más de 31 contratos de Licencia para petróleo.

Cuando hablábamos sobre la fuerte y casi decisiva opinión que tuvieron algunas ONGs, hace unos años, para que el Eximbank le negara un préstamo al consorcio que tiene el Proyecto Camisea; a veces realmente no tengo respuesta, cuando veo que detrás de ellas, están intereses económicos que nada tienen que ver con la conservación del medio ambiente y si con la conservación de sus bolsillos. Obviamente que algunas agrupaciones de ambientalistas y ONGs desde la década del 50, han sido de gran beneficio para el habitat del planeta, ahí está Green Peace que paró a Francia cuando, estos hacían sus pruebas atómicas en el atolón de Mururoa, también esas reconocidas ONGs que cautelan con conciencia la violencia familiar, el maltrato a la mujer, la defensa del niño, a los drogo dependientes y otras que se preocupan por el hambre y la desnutrición, la educación y la salud; claro que sí, hay que darles el reconocimiento que se merecen.

Pero también la otra cara de la moneda es un grave deterioro del ambiente, ilustrado en toneladas de basura, desbordamiento de quebradas y desastres ambientales, efecto invernadero, destrucción de la capa de ozono, amén de las cantidades de partículas de excrementos que diariamente se respiran en las capitales del tercer mundo y sin ir muy lejos en: Comas, San Martín de Porras, San Juan de Lurigancho y otros, y otra parte se tira a los ríos y al mar para deleite de los ambientalistas, que sobre esto nada dicen y obvio la basura y deshechos sólidos o líquidos no genera dinero, como lo hace el petróleo y la minería.

El régimen revolucionario, al abrazar un anacrónico modelo político estatista, condena a la población al fracaso y al deterioro ambiental. Los países que gozan de mayor desarrollo tienen políticas conservacionistas ambiciosas y exitosas, ya que existen los recursos para ello y responden a las exigencias ambientales de sus ciudadanos en plena libertad. ¿Pobreza y medio ambiente? Son un reflejo del éxito o fracaso político económico de una sociedad. Le decimos a la pareja gobernante, eliminn la pobreza y verán que eliminan el deterioro del medio ambiente, no piensen más, así de simple...

Un mal ejemplo lo da Estados Unidos, al mantener un modelo industrial basado en el despilfarro energético, el mismo que lo llevó a rechazar el Protocolo de Kioto y como diría Nicomedes Santa Cruz, “COMO HAS CAMBIADO PELONA”, en detrimento de un planeta limpio, más aún, Estados Unidos amenazó en esa época a la comunidad internacional, firmantes del “Protocolo”, con sanciones comerciales si aprobaban bajar las emisiones de los seis gases contaminantes

Teníamos 23/35 millones de hectáreas concesionadas cuando se dividió el territorio en cuadrantes, las exploraciones se multiplicaron lo suficiente como para descubrir nuevos y fértiles yacimientos. Entonces se dio inicio al crecimiento de la minería. Luego de veinte años esta suerte de lotización salvaje tiene que cambiar. Se hace urgente frenar la especulación de los títulos de concesión, ser más severos en la caducidad de las concesiones, y no entregar títulos sin antes haber evaluado el potencial de estos terrenos para otros usos.

Lo más importante ¿que van hacer con los informales, ilegales o como deseen llamarlos, ¿tirarlos al mar?, ese es un problema social de más de dos millones de habitantes, Plop, ¿Sabrá de esto la irresponsable pareja gobernante?

“Su aprobación deberá estar a cargo del Ministerio de Energía y Minas en primera instancia, y luego del Ministerio del Ambiente con la opinión de la Autoridad Nacional del Agua y de los gobiernos regionales. Las audiencias públicas son insuficientes. Conga, Toquepala y Quellaveco lo demostraron. Las mesas técnicas de diálogo, lideradas por gobiernos regionales, son una alternativa, pero el problema real es, que todos o casi todos están presos. Pero el actual procedimiento resulta a todas luces el más lento y accidentado y atracado en la tramitología enfermiza o pedidos de coima para aligerarte tu expediente.

La consulta es la convocatoria directa al Estado para que esté presente en toda la relación que se genera entre una empresa y una comunidad. Y ello va a requerir a nivel regional y nacional una nueva generación de funcionarios públicos verdaderamente preparados para cumplir su rol, como lo empezó Alan Gracía. Lo mismo debe ocurrir con la prevención de conflictos: estar presentes temprano donde están las demandas y exigencias. Y ello, por supuesto, no se hará con ocho o diez funcionarios encargados actualmente de este trabajo.

Las comunidades pueden lograr buenos acuerdos con las empresas. Nadie debe subestimarlas. Pueden, por ejemplo, pactar altos precios por sus tierras, alquilarlas, participar en el reparto de las utilidades y recibir fondos sociales. Un sector que el Estado debe considerar son los cientos de empresas de comuneros  que proveen a las empresas mineras: son el emprendimiento en los Andes. Muchas formas de asociación para el desarrollo, creadas en los últimos diez años, deben ser reordenadas por el Estado. Que no ocurra que solo se beneficia un sector de la población con influencia directa, mientras otros los miran desde su estancamiento. Así empiezan a gestarse los conflictos.

Sólo en Madre de Dios, la producción ilegal representa el 30% del total exportado. En términos de valor de exportación, la producción ilegal de oro alcanza actualmente más de 2900 millones de dólares según el último estudio de MACROCONSULT. De esta cifra, 1800 millones de dólares, es decir el 62% correspondería a minería “formalizable” que se realizaría fuera del departamento de Madre de Dios.

En consecuencia, la minería ilegal del oro comparada con el estimado de exportaciones del narcotráfico (1200 millones de dólares), la convierten en la primera actividad exportadora ilegal del Perú. ¿Qué hacer con ellos señora gobernante, como dije, tirarlos al mar? No pues, no se puede, ellos serán cuna de delincuencia, descontento y nacerán muchos “Gonzalos”, no sea ingenua.

A diferencia del narcotráfico, la exportación de oro ilegal deja huella en las estadísticas de la Superintendencia de Aduanas y Administración Tributaria (SUNAT); pues se registra la exportación de grandes empresas comercializadoras que acopian el oro ilegal.

Otro dato escandaloso y preocupante es que las ganancias de la minería ilegal peruana duplica a las del tráfico de cocaína. La diferencia entre la minería ilegal que sigue maquillando la ilícita actividad aurífera y el narcotráfico radica en que las empresas exportadoras de oro ilegal son formales, pero contribuyen al blanqueo del metal ilegalmente extraído de nuestro territorio. Bueno, hay que empezar por ello en lugar de tener un COP 20, dando discursos de juegos florales y almorzando en los restaurantes de Gastón, esos señores comensales, no están con los brazos y el cuerpo de ellos, sus esposas y sus hijos muriendo en los ríos contaminados, me gusta Gastón, pero como dice Melcochita no soy tan “imbecil” de perder prioridades y realidades.

La extracción no sólo no se realiza según los parámetros legales, cosa que arriesga nuestra biodiversidad y degrada los ecosistemas, sino que las actividades entorno a ella han llevado a un severo incremento de la criminalidad y falta de seguridad, lo que genera desestabilización socioeconómica. Ese tipo de minería representa una fuente de delitos como lavados de activos y además contamina los mercados con bienes de procedencia ilícita. Esto último afecta nuestra imagen como país y perjudica nuestro potencial para captar mayores inversiones.

Como dice la consultora en conflictos sociales Irma Montes Patiño: “No puede entonces permitirse que nuestro crecimiento económico con inclusión social y la captación de nuevas y mayores inversiones estén amenazados por la incapacidad de las autoridades para resolver o transformar los conflictos y menos por sucumbir ante amedrentamientos ideologizados que menoscaban nuestro derecho de avanzar y superarnos como nación. La consulta es la convocatoria directa al Estado para que esté presente en toda la relación que se genera entre una empresa y una comunidad. Y ello va a requerir a nivel regional y nacional una nueva generación de funcionarios públicos verdaderamente preparados para cumplir su rol. Lo mismo debe ocurrir con la prevención de conflictos: estar presentes temprano donde están las demandas y exigencias. Y ello, por supuesto, no se hará con ocho o diez funcionarios encargados actualmente de este trabajo.

Investigadores académicos como Jack M. Hollander, “La verdadera crisis ambiental” o Amartya Sen, Premio Nóbel de Economía “¿Desarrollo en libertad?”, han planteado que el verdadero enemigo y depredador del ambiente es la pobreza, más claro que eso, nada, y el gran aliado de éstas, las izquierdas fanáticas o los intereses económicos particulares... Y los verdaderos enemigos, como les digo a mis alumnos de la Maestría de Ciencias Ambientales, son la manga de sinvergüenzas de jarabes de lengua que por miles vendrán a hablar y hablar y ponerse las banderas de verde, pero del billete verde a través de las ONGs ambientalistas, y bueno como también es mi metiere, tendré que emplear mi jarabe de lengua, pero como soy un idealista o capaz me engaño, contribuiré a este juego floral de mentiras y más mentiras; sin embargo, “dizque que capaz” pueda contribuir en algo, pero después de haber asistido a cinco reuniones de mentirosos, mis esperanzas son nulas y me preparo para Francia el 2015… por ahora haré turismo y a comer donde Gastón…

Para terminar: ¿COP 20 - SOLUCIONES O JUEGOS FLORALES?

El cambio climático es una realidad que se agrava a un ritmo superior al previsto por los científicos más pesimistas. Mientras, el acelerado deshielo del Ártico o la pérdida de glaciares en Groenlandia son síntomas visibles de unos impactos que alcanzan nuestro entorno más cercano. La subida del nivel del mar se acelera y las temperaturas baten un récord detrás de otro en muchos rincones del mundo. Los últimos datos científicos sugieren que la meta de limitar el aumento de la temperatura mundial a 2 grados Celsius estaría fuera de nuestro alcance, y es posible que ahora estemos estancados en un aumento de temperatura de 3 a 4 grados Celsius.

La única forma de evitar las peores predicciones será efectuar transformaciones en el modo en que funciona la economía mundial, es decir, mediante la rápida adopción de fuentes de energía renovables, la disminución drástica en el uso de combustibles fósiles o la aplicación a gran escala de la captura y almacenamiento de carbono, la eliminación de las emisiones de la industria y detener la deforestación. Pero la indiferencia climática, impulsada con dinero de hidrocarburos fósiles, sigue instalada en el planeta y no quiere irse. Los principales culpables son USA, CHINA, RUSIA y otros asesinos del planeta, que desafían el consenso mundial, al mantener un modelo industrial basado en el despilfarro energético, que los llevó a rechazar el Protocolo de Kioto en detrimento de un planeta limpio.

De no tomar conciencia, en 8 años, más quizás, entraremos en la última etapa del verdadero desastre planetario… Más aún fueron tan cínicos que USA amenazó a la comunidad internacional firmantes del “Protocolo de Kioto” con sanciones comerciales, si aprobaban bajar las emisiones de los gases contaminantes dióxido de carbono (CO2); metano (CH4); óxido nitroso (N2O); hidrofluorocarbonos (HFC); perfluorocarbonos (PFC); hexafluoruro de azufre (SF6) – no hay que olvidar que el 30% de estos gases los producen USA; vale decir, son los más grandes contaminadores del planeta, destructores del nivel invernadero y productores de gases atacantes de la capa de Ozono. La Organización Meteorológica Mundial, OMS, entidad perteneciente a la ONU, advirtió hoy a la comunidad internacional que la concentración de gases de efecto invernadero batió un récord histórico en 2011. Los gases más peligrosos, es decir el dióxido de carbono, el metano y el óxido de nitrógeno han alcanzado niveles nunca antes registrados, que los sitúan por encima del 140% respecto a 1750, considerado como el inicio de la era preindustrial. Desde esa fecha se calcula que más de 375.000 millones de toneladas de dióxido de carbono han sido arrojados a la atmósfera.

A esta cifra de por sí alarmante, se agrega la duda acerca de la capacidad del planeta de seguir absorbiendo los gases, de los cuales la mitad permanece en la atmósfera y el resto ha sido absorbido por los océanos y los seres vivos. “Los océanos se están volviendo más ácidos como consecuencia de la absorción de dióxido de carbono, lo que puede repercutir en la cadena alimenticia submarina y los arrecifes de coral” dijo Jarraud, presidente de la OMM.

Otro dato importante publicado por la OMM es el tiempo de permanencia de los gases en la atmósfera. En ese sentido, científicos sostuvieron que “aunque detuviéramos las emisiones mañana, lo que sabemos que no es posible, tendremos estos gases en la atmósfera por miles de años”. Además de la concentración, el ritmo de producción crece forma exponencial, colocando al panorama medioambiental en una situación de extrema gravedad.

Recomendamos a la pareja presidencial, que como el Perú, no está en condiciones de desgracia por el efecto invernadero, publique las cifras y números que nos afectan. Vayan hacer turismo, coman rico y no se metan en lo que nada saben. El Ministerio de Energía y Minas, Ministerio del Ambiente, Ministerio de Agricultura, DGH, INGEMET y Organismos especialidades deben de publicar las exactas cifras del Perú, las pueden buscar en los antecedentes del anterior Gobierno del APRA. Somos privilegiados en el mundo…

El suscrito, publicará próximamente las cifras del Perú..

Les decimos a los Jinetes del Apocalipsis climático del planeta que: “De un extranjero de la naturaleza, bien puede esperarse un extranjero de la humanidad”.
Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2017 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all