miércoles, noviembre 19, 2014

RESALTANDO VALORES: “Una historia vigente..."

Escribe Néstor A. Scamarone M.

Lo vigente de la sentencia dicha por el fundador del Partido Aprista Peruano, Víctor Raúl Haya de la Torre, en mayo del año 1927 demuestra a las claras la lucidez, brillantez y vigencia del pensamiento de Haya de la Torre.
Por ser demostrativo de las calidades de este líder histórico, se reproduce esta entrevista dada a Chonk –Sgeik, corresponsal en Londres de “La Tribuna de Cantón”, publicada hace ya 86 años.
LONDRES.- En la cena del 11 de octubre Mister Tang L había hecho una calurosa referencia de Haya de la Torre en el toast, “por nuestros huéspedes”. 
Todos los chinos jóvenes concurrentes a ese banquete fuimos gozosamente impresionados por su brindis breve y fuerte “La juventud latinoamericana tendrá que luchar como la juventud china por la independencia de nuestros países amenazados por el imperialismo enemigo. Nosotros como la juventud china estamos aprendiendo que contra el imperialismo la fuerza única es la ley”. Respondió al brindis “por los pueblos amigo” con el mensaje de la nueva generación latinoamericana que se agrupa bajo las banderas libertadoras del APRA.
Entonces, y habiendo leído la reproducción de un artículo de Haya de la Torre en La Tribuna de Pekín, tomado de Foreing Aftaires, de Londres, le pedí una entrevista a Haya de la Torre, un habitante de Oxford, durante los términos universitarios. 
Está empeñado a la vez que en estudios económicos y políticos en una investigación antropológica a la que dedica buena parte de su tiempo.
Es un “sitting room” de estudiantes de Oxford donde también es profesor de español, hemos conversado tres horas. 
En el “sitting room” hay libros en gran cantidad y en diversas lenguas, periódicos, revistas, retratos, una bandera de seda roja del APRA, una colección de retratos de los líderes obreros y estudiantes del movimiento peruano y latinoamericano, un maravilloso retrato de mujer joven y extraordinariamente bella cuyo nombre no me atreví a preguntar pero cuya honrosa situación me hizo pensar en alguna alta y noble amistad, y junto a ella muchas otras fotografías de gentes del socialismo, de la literatura, del arte mundial. 
En la chimenea arde permanentemente un fuego magnifico. Antes y durante un frugal "lunch" estrictamente vegetariano, y más tarde un breve paseo por el campo cerca al Támesis que pasa tan tranquilo por la vieja ciudad universitaria, conversamos con Haya de la Torre, quien habla un inglés fluente y con fuerte acento de “university people”.
Mis preguntas fueron estas:
¿Cuáles son las analogías que nota usted entre el movimiento chino y el latinoamericano?
¿Cuál es el programa de acción inmediata del Partido fundado por él?
¿Cree Ud. que la conciencia de los pueblos latinoamericanos esté preparada para comprender el peligro que corra?
–Partamos de la base económica, dice Haya de la Torre chupando la pipa. China y Americana Latina son países agrícolas, El porcentaje de obreros industriales es muy reducido. La mayoría trabajadora es campesina. Es el caso de China. Pero como en China, nuestras clases trabajadoras son impreparadas, son indeducidas, un porcentaje tremendo de analfabetismo es nuestro narcótico. Es precisa la alianza con los elementos intelectuales.
Ninguna lucha por la liberación de los trabajadores, en el presente estado de cosas, puede realizarse sin la alianza con los trabajadores intelectuales que deben disciplinarse en las filas renovadoras. En esto también como China.
Ahora bien, nuestro primer enemigo es el imperialismo. El imperialismo viene a explotar a nuestros países, a comprar su libertad. Los malos gobiernos nos venden en nombre de empréstitos y concesiones. El imperialismo conoce la sensualidad de nuestros gobernantes y compra. En este estado China ha estado por largos años. 
El tiro repugnante de Adolfo Díaz pidiendo que los Estados Unidos conviertan en la colonia a su país, entregándole la libertad y el destino de su pueblo, no es el único. Todos los que contratan empréstitos y van hipotecando las riquezas de los pueblos latinoamericanos son hombres que harán lo mismo cuando llegue la hora de Adolfo Díaz. Son nuestros Chan So Lin; son nuestros traidores porque son cómplices del conquistador extranjero. 
Y hay la analogía final que anotaba en mi discurso del 11 de octubre durante la cena del Kuomintang de Londres; el único Frente Único antiimperialista semejante al Kuomintang es el APRA. Como es el Kuomintang nosotros somos un Frente único de estudiantes, obreros, campesinos, intelectuales, empleados, soldados, etc, contra el imperialismo yanqui y por la libertad y la soberanía de nuestros países.
–A mi segunda pregunta Haya de la Torre responde categóricamente:
Los dos grandes obstáculos fundamentales por nuestra acción, para la nación de nuestro Partido Antiimperialista, son la Ignorancia y la Sensualidad. 
La ignorancia de nuestros países es una realidad dolorosa. No solo en las clases bajas mantenidas por las altas en el abandono más antihumano, sino en las mismas clases superiores. Nuestra instrucción pública en la mayoría de los países es deficiente, es mala, es dañina. 
Nuestros maestros de escuela son mal preparados y despreciados. Nuestros niños son generalmente educados en escuelas miserables y estrechas, obscuras y malsanas, sin un método de educación, sin plan de preparación, se les hace fanáticos, supersticiosos y conformistas. Se les hace creer que todo viene de lo alto, que todo es designación de Dios y que pueden hacer por sí. Esta educación fatalista es el suicidio de nuestros países. 
Naturalmente, esta educación es dictada por los gobernantes que deseen mantener a nuestros pueblos en la ignorancia y bajo la hipócrita falsificación de una instrucción pública que en realidad no existe. 
Hay excepciones naturalmente como Méjico, donde se está libertando al país de supersticiones y de ignorancia para hacerlo capaz de defender la soberanía nacional amenazada por los yanquis, y la Argentina donde todavía resuena la voz liberal de Sarmiento el gran educador.
En Chile hay un buen plan de educación iniciado por el mismo Sarmiento en gran parte y sostenido por grandes alemanes y los tipos que han producido la burguesía chilena. Pero en realidad Méjico es la gran excepción y todo lo demás está más o menos mal. La ignorancia pues viene desde arriba. 
Nuestras universidades no tienen semejanza ninguna con las universidades europeas. La juventud pierde su espíritu en ellas, en las universidades y colegios se asesina el espíritu de la juventud. Hay pocos, muy pocos países de excepción. 
La revolución universitaria fue un movimiento glorioso para libertamos de los inquisitoriales sistemas universitarios. Pero aún nos quedan los malos profesores, los ignorantes leguleyos dominando las universidades, haciendo política burguesa dentro de ellas y tratando de envenenar el espíritu de la juventud. 
Podría darle a usted muchos ejemplos. Cuando admira a la brillante juventud desterrada de ciertos países de América Latina no pregunte por qué se permite arrojar de sus patrias a la nueva generación a la esperanza que significa la juventud, a los más brillantes de ellas. 
La respuesta es desconsoladora; la ignorancia. Si se trata de desterrar a un estudiante brillante en Inglaterra, sean cuales fueran sus ideas, todo el país se levantaría en masa, ¿no es cierto? Lo mismo ocurriría en Francia. 
En nuestro país por la ignorancia no se respeta a la juventud y por ignorancia no se comprende que matar o ultrajar a la nueva generación es hacer obra suicida. Le he dicho además que nuestra sensualidad es un gran enemigo. Bien, la sensualidad de las gentes en América Latina es producto de su educación sin optimismo, sin fuerza, sin libertad. 
Son nuestras gentes, burguesas; quieren vivir sin trabajar, vivir cómodamente, o mejor no hacer nada. Son sexuales también. No tienen control ninguno en sus apetitos. Hay grandes excepciones en los pueblos, entre los indígenas, entre los trabajadores que son los menos sensuales de todos. 
Pero hay una sensualidad, una pereza femenina trágica. Y se venden por poco para conseguir una mujer o un automóvil. Por nuestro Partido siendo juventud, siendo fuerza nueva, viva fresca y varonil tiende a acabar con esa sensualidad, a crear fuerzas energéticas; a levantar los cuerpos laxos y las conciencias adormecidas de nuestros pueblos que tienen un complejo de inferioridad, hablando técnicamente. 
Y contestando las otras dos preguntas Haya de la Torre resume así sus declaraciones. 
Nuestro programa inmediato es provocar la unidad política y económica latinoamericana aunque sea por grupos de naciones. Las gentes de la pasada generación, las gentes ignorantes y sensuales ven tan difícil la obra que femeninamente ya temen y la niegan. 
Nosotros queremos probarles con la vida y con la muerte que se hará. Antes de pocos años las banderas del APRA serán banderas libertadoras y de unión en varios países. 
Otro punto de nuestro programa es procurar que los pueblos comprendan que vivimos horas gravísimas. En veinte años más, sino organizamos la resistencia, estaremos completamente convertidos en colonias yanquis. Nos venderán nuestros propios gobernantes como Adolfo Díaz y los que vendieron el Canal de Panamá y Cuba. 
Es preciso pues en cada país los pueblos aprendan a ver a sus traidores y vendedores y que comiencen a organizar una resistencia contra las concesiones y por la nacionalización de nuestra riqueza. Nuestro programa económico es nacionalista. Desgraciadamente le repito que tenemos muchos enemigos adentro. La gente está usufructuando con el beneficio de la venta de nuestra riqueza. Pero ya verán pronto que tenemos razón. 
El imperialismo está devorando nuestro comercio, nuestras pequeñas propiedades, nuestra clase media y nuestros trabajadores. Aquí tiene Ud. una lista de quiebras comerciales en varios países de América Latina donde la influencia yanqui y la política de empréstitos se dejan sentir. El pequeño propietario desaparece. El trabajador de la ciudad y el campo sufre por los suyos… 
Haya de la Torre hace una buena pausa larga mientras atravesamos algunas calles hasta llegar a los bordes del río iluminados por el sol rojo del invierno inglés, nublado y misterioso. Después continúa ya caminando. 
–Pero nuestros pueblos están despertando. Lucharemos tanto como se ha luchado en China para hacerles comprender que es necesario liberarse del yugo extranjero. Nuestros pueblos necesitan libertad económica. 
Las grandes industrias deben pertenecer al país donde están. Los latinoamericanos deben poseer las grandes industrias de América Latina. No deben ser tributarios ni esclavos de los amos extranjeros. Mas, le repito, nuestros pueblos están despertando al llamado de su juventud. 
La lucha antiimperialista ha salido concretamente del Perú, Mayo 1923 es fecha gloriosa para el Perú y para América. Ese día ha de ser fecha de conmemoración continental. 
En ese día, por primera vez se unieron los trabajadores intelectuales y los manuales y juntos sufrieron martirio. Ese es el símbolo del Primer Frente Único de Obreros y Estudiantes por y para la libertad. APRA es la segunda; abarca América. 
Por nuestra causa, que es la causa sagrada de nuestros pueblos, estamos luchando y lucharemos hasta la muerte. Estamos luchando por el destino de nuestros países amenazados, por la soberanía nacional de América Latina y por la libertad de nuestros ciudadanos, contra el imperialismo enemigo. Venceremos; sobre la ignorancia y sobre la sensualidad, sobre la pereza y sobre el escepticismo. 
Si nuestras vidas no son ejemplo suficiente para despertarles y empujarles a su deber, nuestra muerte herirá su conciencia y seguirán nuestro camino. De todos modos, esta generación juvenil ha trazado una línea que marca el principio de los que he llamado “la nueva epopeya o la nueva libertad”. 
Terminamos. Hemos terminado después de hablar sobre otras cosas, volviendo a las habitaciones de Haya de la Torre. 
Nos da un mensaje para la lucha joven en China que lucha contra el imperialismo dando ejemplo a la joven América Latina que seguirá la ruta gloriosa de defender la libertad amenazada de sus pueblos. El líder es también un artista y un psicólogo. Me recuerda algunos poemas chinos que repite en francés. Me habla de Li Po. 
Luego me expresa se devoción reverente a Sun Yat Sen, “uno de los hombres más grandes de estos tiempos”. Insiste en su admiración por el Koumintang y por el Kuominchun y saluda con fuertes palabras a su jefe Shek. No terminamos la velada sin una comida frugal y estrictamente vegetariana. 
Conversamos de China; a veces toma un mapa para explicarse mejor los movimientos del ejército. Es un curioso sin límites en cuestión política y artística. No solo un economista, un estudioso de antropología sino también un artista. Reproducciones de los “frescos revolucionarios” del mexicano Ribera comprueban un alto amor por el arte. 
Lima 5 de mayo de 1927
Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2017 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all