domingo, diciembre 07, 2014

Desplome del petróleo, ganadores y perdedores

Ricardo Valcárcel
Analista económico

          El petróleo se ha depreciado 40% en los últimos cinco meses, con  tendencia a bajar algo más en los siguientes meses. La oferta mundial actual, de 89 millones de barriles por día, excede a la demanda en 2.5 millones y tal sobrante no se reduciría en el bienio 2015-2016, por lo que la caída del precio se convierte en estructural y, sin duda, estamos transitando hacia un Nuevo Orden Energético.

         Los mayores ganadores somos los consumidores pues ese menor costo se  trasladará a los precios de todos los bienes y servicios. Todos los países importadores de energía como China, India, Japón, Alemania, Francia e Italia se verán favorecidos. Otros ganadores son las aerolíneas, las empresas de transporte terrestre y las de entrega de paquetes.

         El mayor perdedor es el cartel de la OPEP, cuyo dominio para manejar la producción y el precio del petróleo por décadas ha caducado. La aparición de nuevas tecnologías de explotación de hidrocarburos y el aumento de la producción en países ajenos a la OPEP han acabado con su poder. Grandes exportadores de hidrocarburos, como Rusia, Irán, Noruega y Nigeria, se verán muy afectados. De paso, todas las otras fuentes de generación de energía van a sufrir. En especial la de explotación por fracturación hidráulica en EE.UU, que estaba ganando una porción de mercado con rapidez. Habrá sacrificios de proyectos de energía renovable eólica, solar, hidráulica y de los biocombustibles, cuyos costos de producción no sean competitivos.

         En América, grandes perdedores son Venezuela, Ecuador, Bolivia y, en menor medida, Colombia y México, cuyas economías se basan en las exportaciones del crudo. Seguramente Brasil postergará la explotación de sus grandes reservas en aguas profundas, Argentina haría lo propio con su megaproyecto de esquisto Vaca Muerta, al igual que Canadá con sus arenas bituminosas de Athabasca.

         Por vasos comunicantes, otros perdedores serán los que brindan servicios a las empresas de energía, los bancos, los fondos mutuos y de pensiones, y los mercados de bonos y de acciones, en un ritmo y grado poco predecible pero que  causarán una mayor incertidumbre a la economía planetaria.

         Para el Perú, hay varios impactos negativos. La más significativa es que si ya a Perupetro le era difícil atraer inversionistas interesados para la exploración de hidrocarburos en nuestro territorio, hoy ello se le hará inasequible salvo que flexibilice radicalmente los términos y condiciones que requiere. También complica los planes de Petroperú, la empresa estatal que sostenemos con la tuya y con la mía, para involucrarse en la exploración y explotación de hidrocarburos, que ya de por si es desaconsejable. También tendrá que revisar la rentabilidad de su proyecto de modernización de la Refinería de Talara. Todo ello alejará la posibilidad de incorporar socios privados a la empresa, como tantas veces el gobierno ha anunciado.
Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2017 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all