lunes, mayo 11, 2015

Ya fue


Por c. Mauricio Mulder

Tía María ya fue. No hay manera de que en el punto en que se encuentra ese proyecto tenga futuro, por lo menos durante los meses que le quedan al Gobierno. La ultraizquierda que comanda la protesta sabe perfectamente que la debilidad del Gobierno, puesta de manifiesto por la falta de liderazgo de Ollanta Humala, le deja el campo propicio para no dar un paso atrás y “agudizar las contradicciones” y llevar agua para su molino.
Los comunistas que vergonzosamente eluden este término para autoidentificarse, y recurren a camuflajes como “progresista”, “ambientalista” o que “construyen ciudadanía”, saben perfectamente que sin personas indignadas, empobrecidas, sin esperanza, no tendrían ellos el menor futuro político. Con gente que desarrolla, adquiere bienes, tiene empleo formal y se convierte en clase media, el lenguaje demagógico comunista no tiene asidero ni respaldo alguno.
Antes, los comunistas tenían como objetivo el proletariado minero, con el fin de coparlo y utilizarlo en interminables huelgas que buscaban menoscabar los ingresos nacionales para que los peruanos sigan siendo pobres. Hoy les es más fácil, por los apoyos que reciben de ONG internacionales, atacar a la minería desde el discurso verde, exacerbando la confrontación política desde el lado “bueno” de la lógica ambiental.
Que el Perú, que yace en el corazón de la cordillera de los Andes y tiene montañas enteras de oro puro (riqueza que no tiene ni Ecuador ni Colombia ni Chile ni Bolivia), tenga personas que digan “no a la minería” y la contrapongan al agro, solo puede compararse con los peruanos que se venden por dinero a países que nos envidian por esas riquezas y que están dispuestos a todo con tal de eliminar nuestras ventajas comparativas.
Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2017 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all