martes, julio 21, 2015

El Puente del Rio Topara

Por Lucho Molero (*)
Con relación al puente caído en la Panamericana Sur se está especulando mucho y buscando "culpables políticos" por ignorancia y en algunos casos puntuales, por puro mercenarismo. Investiguen antes de realizar afirmaciones llenas de incoherencia.
Es una concesión otorgada en tiempos de la administración de Alejandro Toledo, que tiene obligaciones bien definidas para el concesionario privado, el concedente (MTC) y el regulador (OSITRAN). Tres niveles con funciones claramente definidas en cuanto a funciones, seguimiento y monitoreo en el tiempo.
La diferencia entre la concesión y la obra pública por contrata está en la asignación de riesgos que se establece en el contrato. En este caso el riesgo diseño y el riesgo construcción le corresponde al concesionario COVISUR, que por información en los medios, ya precisó que repondrá el puente.
Las concesiones deben tener seguros de cobertura, cabría indagar al respecto. Esto corresponde a OSITRAN. Por su parte el MTC, como concedente, debe demandar resarcimiento por el perjuicio ocasionado. Los contratos exigen del concesionario un nivel de serviciabilidad que ha sido alterado por decir lo menos.
Los usuarios de la vía deben ser protegidos por el regulador. La pregunta es si COVISUR debe seguir cobrando en este momento un peaje completo por un servicio incompleto. El riesgo político en estos contratos solo se establece cuando hay excesos intervencionistas del estado o se crean vallas que impiden la ejecución de la inversión.

Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2016 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all