sábado, julio 18, 2015

Un grito que nació de una mujer... la divisa histórica de 9 décadas de política

LAS MUJERES EN LA LUCHA

DOÑA MANUELA RODRÍGUEZ GÓMEZ, LA PRIMERA QUE LANZÓ UNA DIVISA 
"EL APRA NUNCA MUERE!!!"

César García Agurto

En la tenaz lucha que los peruanos forjados en los cuadros del Aprismo han sostenido frente a las dictaduras que sojuzgaron a nuestro país en las últimas siete décadas, nunca han faltado las mujeres que supieron dar no solamente aliento y apoyo a los varones, sino que muchas veces fueron ellas protagonistas directas y personales de acciones que es justo y necesario relievar.
Dentro de tal concepción bien se podría escribir muchos volúmenes sobre las mujeres que, desde diversos ángulos, lucharon y sufrieron enfrentando a los tiranos que oprimieron al pueblo peruano.
Debo apelar a una fuente que tengo a mi alcance para rescatar a una de esas tantas mujeres anónimas que arriesgaron todo y pusieron al servicio de su ideal de justicia y libertad el caudal de su fe y de su valor.
Doña Manuela Rodríguez Gómez, paiteña de nacimiento y chalaca de residencia, encaró en 1932 a las hordas del sanchecerrato cuando éstas con sus arrestos de matonería agredían a quienes combatían a la tiranía, que en su mayoría eran gentes adictas al Aprismo.
Cronológicamente, el año 1932 fue el de la barbarie, al decir del escritor Guillermo Thorndike. El 18 de julio de aquel año, presentando el rostro ante una recua de soplones que la tiranía pagaba y al escuchar a uno de ellos que dijo «el Apra ya se acabó», doña Manuela se le encara valientemente y le espeta ese grito que después se haría clásico: «el Apra nunca muere». La reacción de la señora causó visible desagrado a los soplones. Era la primera vez, que se escuchaba esa divisa. De ahí para adelante, han sido millones los peruanos que la han lanzado al espacio en diversas épocas.
Cuando la anécdota glosada ocurrió, la señora Rodríguez era una mujer de 64 años de edad. Había nacido en el puerto piurano de Paita en 1868 y pasó a vivir al Callao en 1925 cuando contaba 57 años. En 1930, fundado el Partido Apresta, la notable mujer fue una de las primeras en acudir a inscribirse en sus registros. Inmediatamente se integró a una brigada de propaganda y asistencia social donde realizó activa labor conjuntamente con otras valerosas mujeres, entre las que se puede recordar a:
  • Isabel Moncada, 
  • Rosa Vivanco, 
  • Celinda Vásquez de Medina, 
  • Rosaura Saco, 
  • Hermelinda Calvo, 
  • Julia de Guillén, Marina Mora y 
  • Vicenta Saco. 
Doña Manuela y las mujeres del grupo que conformaba, tuvieron destacada actuación cuando ese año 32 los presos políticos se declararon en huelga hambre. Se vio entonces a la esforzada mujer en correrías visitando a parlamentarios, autoridades eclesiásticas, diplomáticos, etc. a quienes solicitaba que interpusieran sus buenos oficios ante el oficialismo para evitar pérdidas de vida o torturas a los detenidos.
En las etapas de persecución y lucha clandestina, la matrona paiteña estuvo en primera fila haciendo circular «La Tribuna» y cuanto órgano de lucha aparecía entonces. Nunca rehuyó Ida momentos de peligro y, antes bien, los afrontó con admirable valor. Doña Manuela falleció el 4 de mayo de 1960 a la venerable edad de 92 años dejando en lodos cuantos la conocieron la huella de su valor y el testimonio de su consecuencia con el ideal político que había hecho suyo.


Fuente:
  1. César García Agurto: Tiempos de tiranía. Páginas de una historia inédita, [1992?], pp. 125-126.
Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2016 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all