jueves, septiembre 14, 2017

EDUCACION PRIVADA vs. PÚBLICA

Éxodo y peligro de extinción.

Por: Manuel Rubio T.

Si preguntáramos a los maestros del sector público, en qué colegio o universidad estudian actualmente sus hijos.  Paradójicamente la respuesta; por lo menos en lo que yo he tenido, es en colegios y universidades privadas.

¿Es acaso las condiciones laborales del maestro de una escuela privada que lo hace mejor? ¿O es acaso la infraestructura, las currículas, la disciplina, las exigencias académicas, los ambientes implementados; y toda la rigurosidad mínima para un buen funcionamiento adecuado y placentero escolar? ¿O es acaso la garantía y calidad educativa para nuestra sociedad exigente?

¿Cómo puedo responder si a vista de todos los colegios públicos cuentan con una apropiada  infraestructura de espacio, ambientes, equipamientos y otras áreas envidiables; fuera de los cientos de colegios emblemáticos en todo el Perú? ¿Qué puedo decir si los maestros en gran porcentaje cuentan con gran número de capacitaciones, grados académicos, segundas especialidades, profesiones y años de experiencia docente en condiciones favorables en la salud, financieras, laborales, familiares, etc.? ¿Qué puedo responder si los alumnos cuentan con libros gratuitos, son monitoreados, tienen desayunos escolares; así como gran participación de los padres en sus logros de aprendizajes? Puedo hacerme muchas preguntas, sin embargo a qué se debe esto.

Veamos lo siguiente:
Estamos reconociendo que el sistema educativo peruano es de baja calidad, y que no responde a las expectativas que el estado peruano anhela para una sociedad justa, democrática y humana como se quiere.

Es cierto que en la actualidad hay colegios privados y universidades de primera calidad y acreditadas en muchas profesiones; pero también es cierto que hay instituciones privadas que dan pena por donde se le mire. Pero un detalle es o será la atención personalizada de tú a tú entre universidad y alumno y entre padres de familia y promotores o dueños. Esto se torna evidente tal vez entre el cumplimiento de horas y días de trabajo y hasta extendidas a los sábado medio día, y las currículas con mayor crédito en lo académico (conocimientos) y pedagógico.

Aquí en lo privado no media los mismos mecanismos de todos los aspectos que la de un maestro del estado lo tiene en ventaja como servidor educativo. Pero el señor dinero, es el eje y movilizador de la cruda realidad entre la mala fama que tienen las escuelas públicas; es así como hemos visto que el padre de familia no quiere seguir más psicoseado y traumado lo que el mismo estado y los gobiernos en sus políticas educativas desdeñó, desprestigió y machacó al maestro peruano y por ende a su servicio educativo. Por eso es que el padre de familia relaciona las instituciones públicas con maestros flojos, con feriados largos, huelgas, pérdida de tiempo, y otros problemas más que finalmente la culpa siempre termina siendo el propio maestro del cual el estado se lava las manos.

El señor dinero y pensión escolar y universitaria ha hecho de niños, jóvenes estudiantes en clientelaje; y porque no decirlo hasta los maestros del estado  hipotecados en oferta y demanda a todo precio para alcanzar un grado más en su profesión. Porque quien dice lo contrario, ya estaríamos con otros tipo de ciudadanos en nuestra sociedad.

Ya la UGEL Chiclayo dio un gran paso en el 2014, a iniciativas de los gerentes y directivos de autoregular la Ley de Promoción de la Inversión en la Educación, cerrando a más de cuarenta instituciones educativas que lucraban y estafaban bajo irregularidades e ilegalidades en las actividades educativas prestadas por estas instituciones, que muchas de ellas so pretexto de brindar servicios educativos se exoneraban de pagos al estado, y lo peor ni seguir las políticas y lineamientos educativos de Proyecto Educativo Nacional.

Ojalá el ÉXODO pare, ya que incomprensiblemente se está dando a los privados de manera instintiva bajo los indicadores antes vistos, y el PELIGRO DE EXTINCIÓN  de las escuelas públicas nos remite a una gran pregunta ¿Cuál será el futuro de maestro peruano, con las leyes actuales y las constantes evaluaciones dizque meritocráticas? ¿Cuál será el futuro de la educación peruana, si hasta hoy el pueblo más pequeño ya tiene encima de una bodega o de una cabina de internet un colegio privado? Sin embargo las estadísticas de las instituciones públicas en relación a las privadas nos ponen por debajo de la demanda escolar.
Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2017 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all