miércoles, octubre 16, 2019

¡ EL VALOR DEL XXV CONGRESO NACIONAL DEL APRA !

Por el c. German Luna Segura.

Como miles de familias en todo el país, la mía ha sido testigo y parte de la resistencia civil en la lucha por las libertades con entrega y heroicidad durante casi todo el siglo XX, cuyo colofón victorioso fue, de alguna manera, la elección multitudinaria de Haya de la Torre en la Asamblea Constituyente el año 1978 y la victoria de Alan García como el primer presidente aprista del Perú el año 1985.

Con el nuevo siglo, otro tipo de actividades dejaron atrás el sentido del "somos" para la política entendida como servicio, para imponer- con los nuevos aires- el mercantilismo que alienta la ideología neoliberal, aquella donde se caen los paradigmas de la Nación y se insiste en aquello que ha convertido la política vil negocio culpable y a la sociedad, en un ente anodino, distante, sin paradigmas ni sentido humano que anida en esa peligrosa constante de ida y vuelta de valoraciones autocráticas que alientan varios tipos de dictaduras, todas tan degradadas como las de siempre y tan insanas que reeditan persecuciones y estilos tan nefastos que podríamos graficar con la muerte de Manuel Arévalo en manos de Benavides o como el sicariato político que produjo la inmolación de Alan Garcia cuyas responsabilidades persiguen a Vizcarra.

El APRA tiene una extraordinaria oportunidad para superar las diferencias honestas que puedan existir dentro de su organización, ajustar conceptualmente lo que corresponda a los tiempos y maneras de ver el mundo, para retomar la ruta unitaria de la fraternidad que los apristas saben valorar no como una intensión superlativa del "estar juntos", sino, como un arma de nuestra organización victoriosa.

Por eso, prestos a concurrir al XXV Congreso Nacional deberán probar de que están hechos los apristas del siglo XXI, como las visiones infantiles dan paso a escenarios de conciencia política y de cómo su revolución no es un cano, sino una propuesta que no necesita candidatos, sino, fundamentalmente combatientes, hombres libres que, con visión crítica, relean la realidad, evalúen su desempeño político y social para superar los lastres de un perverso electorerismo que pretende tomar al aprismo como rehén de ese individualismo que tanto daño ha hecho a los hombres en sociedad revolviéndonos en la mera y por lo general, intrascendente coyuntura.

Mirar el destino de la patria con la misma visión de trascendencia de la generación fundadora del aprismo es una tarea mayor en la que nadie está excluido, pero donde sobran los quinta-columnas y, naturalmente, los felones de todo pelaje.

Vamos con Haya de la Torre y la sangre derramada de los mártires del pueblo, a cumplir la tarea histórica, a demostrar que la voz del APRA es el grito de millones. Firmes en un aprismo de izquierda, marchar con las manos limpias al lado de los trabajadores valorando la historia y proponiendo construir el futuro con la misma dignidad de quienes antes, dieron su vida por esta causa de justicia social.
Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2020 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all