lunes, febrero 17, 2020

EL PODER CAVIAR

Por: VÍCTOR LÓPEZ GARCÍA

En términos globales, se denomina como caviares a los militantes de las izquierdas (marxistas, leninistas, trotskistas, maoístas, guevaristas y castristas) que hace mucho tiempo abandonaron el sueño de la revolución comunista, un poco antes del derrumbe del “socialismo realmente existente”; pero mucho más a partir de aquel acontecimiento que otrora nunca pensaron fuera a ocurrir.
Por supuesto que algunos se dieron cuenta con antelación que ese modelo económico, social y político  no iba a resolver ningún problema fundamental en términos de desarrollo, progreso o modernización; como ocurrió  en aquellos países que tuvieron la desgracia de caer en las garras de los seguidores de Marx, Engels, Lenin, Mao, Guevara o Castro. Pero sin embargo, como tantos otros camaradas se hicieron los sordos, mudos y ciegos y nunca vieron o sospecharon siquiera que en esos lares no había democracia ni libertad, ni justicia; que eran regímenes ineptos, corruptos y criminales; que eran gobiernos policiacos y totalitarios. Nunca cuestionaron o criticaron lo que allí ocurría. Porque los “paraísos socialistas” eran los lugares preferidos para hacer “turismo cultural y político” por todos los rojos del planeta. Vivieron y convivieron con asesinos a quienes elevaron en los altares del culto a la personalidad como lo hicieron con Stalin y tantos otros monstruos de la Cortina de Hierro.
Como ya se desplomó hace tiempo el inviable modelo socialista se han reciclado de diversos modos. Algunos, siguen con el cuento de la revolución socialista aduciendo que fracasaron los operadores; más no la teoría. Otros, se han inventado “nuevas formas revolucionarias” como la ecología y el medio ambiente, los derechos humanos y las libertades democráticas, la ideología de género; y la gobernabilidad democrática, entre otras. Pero siempre están allí, en primera fila, en el escenario económico, político, social y gubernamental. En organizaciones no gubernamentales (financiados por entidades internacionales), dizque representando a la sociedad civil, o en cargos públicos con todo tipo de regímenes. Siempre haciendo asesorías o consultorías sobre cualquier asunto o tema. Los caviares son ya, desde hace varios años, el más grande e importante partido político del país (y del mundo). Están en todas las entidades públicas y privadas que toman decisiones y ejecutan acciones sobre los destinos del país y de la gente.
Vienen gobernando desde Fujimori hasta la actualidad. Parafraseando a sus hermanos terroristas (por el cuerpo teórico común del marxismo leninismo maoísmo) “salvo el poder todo es ilusión”. Siempre están en los puestos públicos más importantes e influyentes. Desde el Poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial. No hay un ámbito gubernamental donde no estén los caviares. Y también en las entidades educativas (universidades, institutos, asociaciones, gremios) y culturales que siempre (antes como comunistas) coparon y controlaron. Al punto que resulta difícil ser alguien en el mundo académico e intelectual si no se tiene el conocimiento y reconocimiento caviar; más allá de la calidad y capacidad. Ellos son los dueños del escenario de las artes y las letras.
Pero lo más chistoso o dramático es que siempre salen bien parados. Gobiernan, pero nunca son responsables de nada. Los fracasos son de otros. Siempre pasan piola. Es que también, y mucho, están en los medios de comunicación; como analistas o periodistas. O más.


Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2021 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all