sábado, marzo 29, 2008

RELACIÓN APRISMO-PUEBLO

ESCRIBE: ALEXANDER TORRES FIGALLO

Para quienes están fuera del espectro partidario, ya sea sociedad civil, prensa y demás poderes fácticos, las contradicciones que surgen al interior del partido son temas llamativos o que venden periodísticamente. Mucho se habla de las “tensas” relaciones entre el partido y el gobierno, de las discrepancias entre dirigentes PAP, o de pugnas por ver quien será el próximo candidato a la Presidencia de la República. Sabemos que algo de cierto hay en todo ello, pero sin las exageraciones que buscan desestabilizar y vender por parte de un sector de la prensa. En líneas generales las pugnas al interior del aprismo tienen un lado positivo, toda vez que el partido se mantiene vivo y la democracia interna se fortalece. El partido se convierte en una gran máquina de competencia y actividad política.
En todo partido político hay pugnas, sean partidos de tendencia democrática o autocrática, lo importante es saber mantener una línea firme en torno a la posición política y principalmente frente a las masas. El aprismo es partido de masas, y en todos sus años de lucha social ha sabido mantener un estrecho vinculo con el pueblo, ha logrado fortalecerse en los momentos más adversos, ha sabido recuperar la confianza de las masas en tiempos de calumnias, y ha logrado mantener vivo y unido a su pueblo, prueba de ello es que cada 22 de febrero en el “Día de la Fraternidad”, todo el partido se moviliza y rinde culto a la figura de Haya de la Torre, sin importar las discrepancias.
Para el APRA el tema de la relación partido-gobierno es algo importante, se analiza en diversos sectores partidarios, y no tiene sólo como finalidad negociar la incorporación de cuadros al aparato estatal, como algunos piensan, sino capacitar técnicamente al militante, trasmitir experiencias en la administración pública, difundir los avances del gobierno, que quienes manejan hoy las riendas del estado sepan que tienen en el partido un instrumento de apoyo para los objetivos del gobierno, que las autoridades escuchen la voz del partido y sepan conducir a sus sectores por las demandas populares, el partido de alguna forma cumple un rol fiscalizador frente al funcionario estatal aprista.
Todo esto le da una importancia a la relación Partido-Gobierno, pero a lo largo de la historia ha habido una relación más importante, la del aprismo y el pueblo, que implica mantener plena identificación y contacto con quienes más necesitan ser escuchados. Siempre nos ha preocupado saber cómo nos ve el pueblo, cómo acercamos a los comités y bases a la comunidad, como organizamos a la sociedad civil, como difundimos el pensamiento hayista entre la juventud, esa ha sido siempre la labor del partido y no debe cambiar, pero hoy debemos agregar a ello nuestra preocupación por cómo percibe la población los avances del gobierno, en que se favorecen las grandes mayorías con las medidas gubernamentales, cuanto desarrollo traen los programas sociales, cómo disminuye la pobreza.
El partido ha aprendido a ceder espacios de poder, el gabinete tiene personalidades de otras tiendas políticas, pero ello no quiere decir que el partido no sea parte del proceso de gobierno, el partido está presente en cada momento de la historia nacional. Partido y gobierno son uno solo, aunque la derecha y los caviares traten de romper nuestra disciplinada línea, eso lo sabe el militante, que a pesar de que no tenga un puesto público defiende al gobierno y al aprismo, porque sabe que es suyo, y se preocupa siempre por mantener firme e inquebrantable la histórica e imperecedera relación Aprismo-Pueblo.
Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2017 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all