domingo, mayo 04, 2008

Entre Cumbres, anti cumbres y la realidad política.

De aquí a unos días, el escenario nacional y político se ha visto sacudido por la noticia de la cumbre de la APEC, la cual pondrá los ojos del mundo sobre el Perú. Pero ha habido otra cumbre , no esperada ni anunciada, pero que también removería el escenario nacional. Me refiero a la llamada anticumbre, convocada; aunque hay dudas, al respecto sobre la autoría del mismo; por Ollanta Humala, a la cual asistirá nada menos que el mismísimo presidente de Venezuela, Hugo Chávez y el presidente de Bolivia Evo Morales, para agitar las banderas antiglobalizadoras, incitando a las manifestaciones, además de otros personajes latinoamericanos antiglobalizadores y contrarios al capital. En otra palabras tenemos, una aptitud y un hecho salido más de un libro de estrategia política que de un partido opositor de gobierno, pareciera que se retrocediera hacia los albores de las cortes francesas, de Richeliu y Mazarino, en donde la conspiración y la traición están al acecho a la orden de los acontecimientos.

Pero, que podría ocasionar en un caso hipotético, de que la anticumbre del ex candidato presidencial Ollanta Humala, resulte un éxito, y logre destruir la imagen del gobierno frente al mundo. Pues simplemente, cerrar el país a los capitales extranjeros, frenar la inversión, convertir al Perú en país ilegible para los inversionistas y el capital mundial. ¿ Que ganamos los peruanos comunes y corrientes con todo esto? El señor Ollanta, viviendo una vida de lujo, almorzando en el Marriot, es posible que no pierda ni gane mucho, al margen del resultado, pero nosotros los peruanos, los que no vivimos en la opulencia de gastos fastuosos, que hace Ollanta Humala, tenemos que perder mucho, capitales que nunca se invertirían, atraso, pobreza. Es muy fácil tomar esta clase de acciones cuando se tiene la vida de Ollanta Humala, que no tiene que ganarse el pan día a día como el peruano de a pie. Debe haber pues un poco, más de responsabilidad en las acciones de Humala y pues esperar a las próximas elecciones presidenciales y no querer tomar por la fuerza el poder, ya sea saboteando una cumbre como a APEC ó de cualquier otra forma. El país no esta para golpes de estado o intentos de las botas por el poder, se necesita gobiernos que respeten las libertades y la democracia, y léalo bien, la democracia.

Si el gobierno tiene errores, habrá que analizarlos, criticarlos, pero no estamos en una dictadura. Se debe ser críticos con el gobierno, esta en el derecho de toda oposición, pero cumbres como a APEC, son de importancia para el país, para atraer la inversión. La oposición en conjunto ha tomado una aptitud prudente en el tema, a excepción de el PNP que ha decidido pues, destruir esta cumbre, deshacerla a como diera lugar. ¿Le importara a este candidato que es lo que piensa la población acerca de la inversión?.

La presencia del presidente de los EE.UU. seria uno de los detonantes para la anticumbre, y aquí , existen otros intereses no tan nacionales, como los del lejano país llanero, entonces pues, ya la lucha critica de Humala ya no es tan critica, pareciera más una orden acatada desde el extranjero, por cuestiones que poco o nada interesan al Perú.

Por tanto, si hay que criticar al gobierno hay que criticarlo, pero temas como la APEC están dentro de otra circunstancia, criticar si, pero responsablemente, y no afectando los intereses nacionales, no hay que confundir la critica con el fanatismo y menos cuando viene de tierras lejanas.
Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2017 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all