lunes, julio 07, 2008

ALTO A LA QUEMA DE LLANTAS EN PROTESTAS POPULARES..!!

Coordinemos estoy en el 993 5090 42 o 225 1885 (fijo)
Tanto, la poderosa Greenpeace. sino además organizaciones ambientalistas, nacionales, académicas y centena de grupos ciudadanos de 29 países, advierten lo gravisimos daños a la salud publica y al medio ambiente, por la incineración de llantas. "Nos preocupa el impacto sobre el ambiente y sobre la salud que la TIPICA QUEMA DE LLANTAS en las “luchas populares” producen.
Está demostrado que llegan a producir mayores emisiones de dioxinas, mercurio, hidrocarburos poliaromáticos y metales pesados como plomo, zinc, níquel y vanadio.
La Organización de las Naciones Unidas (ONU) identificaron a estas sustancias como Contaminantes Orgánicos Persistentes o POPs según su acrónimo en inglés (Persistent Organic Pollutants), y determinó que deben ser eliminadas globalmente.
Cáncer, malformaciones congénitas, diabetes, daños a los sistemas hormonal, inmunológico y nervioso central, así como problemas pulmonares, entre otros desórdenes en la salud, serán algunas de las consecuencias que podría ocasionar la incineración de llantas usadas advierten Greenpeace y la Red de Acción sobre Plaguicidas y Alternativas en México (RAPAM), a nombre de diversas organizaciones.
Así describimos a las dioxinas y los furanos:
“Tienen tres características que los hacen sumamente dañinos:
Son muy tóxicos, persistentes y bioacumulables.
Pueden provocar efectos crónicos graves, como cáncer y otras afectaciones del sistema endocrino;
En las mujeres son causa de endometriosis -menstruaciones tremendamente dolorosas-,
Repercuten en la pérdida de fertilidad,
Dañan el sistema inmunológico y alteran el desarrollo de los fetos en el ser humano y en animales.
Son persistentes: su vida media varía de 9 a 15 años en la superficie del suelo.
Se concentran en los tejidos grasos, principalmente de los seres humanos, incluidos los niños amamantados con leche también contaminada.
La contaminación por dioxinas y furanos sucede no sólo por inhalación, también al consumir leche, carne, huevos y verduras porque las corrientes de aire depositan sobre el agua y el suelo estas toxinas que se van acumulando en las cosechas y en animales acuáticos y terrestres”.
Ya en 1998, diversas investigaciones dan cuenta que de los peligrosísimos agentes contaminantes producidos como resultante de la incineración de llantas. “La incineración de residuos industriales peligrosos, utilizados como combustible alterno en hornos cementeros, produce emisiones tóxicas que pueden provocar efectos crónicos graves, principalmente cáncer, pérdida de fertilidad, malformaciones genéticas y otras afectaciones en el sistema endocrino de los seres humanos”, y alertaba acerca de los proyectos de la empresa cementera que contemplaba la “utilización de todo tipo de residuos peligrosos, aceites, combustibles de desecho, líquidos residuales, solventes, telas contaminadas y otros materiales no regulados, a lo largo de la frontera”.
Se debe tomar en cuenta que el fuego no destruye ni desintoxica los metales. "Todo metal introducido a fuego, combustión, tarde o temprano acaba siendo dispersado al medio ambiente a través de las emisiones al aire, las cenizas, los chorros provenientes de los equipos anticontaminantes y los productos finales que contienen cemento horneado con residuos peligrosos".
Al respecto en México una empresa producía cemento a partir de la energía de la quema de llantas con pesímos resultados.. Sin embargo, para la encargada de Ecología en Juárez, la bióloga Alma Leticia Figueroa, nada de eso existe, afirma que la incineración a 1500 grados centígrados los hornos no permiten la emisión de partículas contaminantes al ambiente. “Con esa quema no hay remisiones fuera de la norma, pues el proceso permite eliminar la llanta por completo, pues ésta se incorpora por entero al cemento”. No hace falta agregar nada.
Hoy deben instrumentar un conjunto de medidas y programas para hacer frente a las nuevas necesidades de salud pública en Chihuahua, una de cuyas vertientes es la elevada incidencia de cáncer en la entidad.
El gobierno de México firmó y ratificó el Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes, lo que le obliga a tomar medidas para reducir de manera creciente y eliminar cuando sea posible la generación de dioxinas, y las tecnologías que las producen, entre ellas la quema de residuos en hornos cementeros.
Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2017 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all