lunes, enero 12, 2015

MALAS ENTRAÑAS EXTRAÑAS.

Por Néstor A. Scamarone M.

Luego de que Daniel Urresti entrara en polémica por sus comentarios en Twitter, el ex presidente Alan García, criticó que el ministro del Interior actúe de tal manera y calificó las discusiones como “lío de cantinas de borrachos”.

“Algunos utilizan un lenguaje de bajo nivel que no corresponde a funcionarios ni políticos (…) No abro Twitter”, aseguró García quien repudió que políticos se insulten e incluyan “groserías” en sus riñas en las redes sociales.

“Créanme no los leo. La panza se quita con dieta; el problema mental, con nada”, declaró al diario El Comercio cuando se le preguntó por los mensajes publicados por el ministro Urresti.

Verdugo, sicario, difamador de mala entraña, mezcla de odiador profesional, con evidentes trastornos psicopáticos y bueno podrían seguir los adjetivos ad infinitum, que pudieran calzar a la perfección con  la apreciación y definición de la díscola y trastornada personalidad del señor Urresti; sin embargo, difiero totalmente con mis colegas periodistas, ciudadanos apristas y no apristas, cristianos, musulmanes, impíos y santos y de todos aquellos que han opinado engañados por esta mueca mal hecha de un personaje que más parece un circo existencialista de Dalí, como esos relojes que se chorrean en el tiempo, que un ser humano.

Bueno pues lectores amigos o enemigos, nada de esto es realidad, este circo continuará hasta la máxima  explosión de locura o hilaridad ¿pero con que finalidad? Dejémoslo para explicarlo al final.
Ahora nos encaminamos a la etapa dos y tres, la uno la estamos casi terminando y ya la conocemos, la dos la tenemos ad portas y ésta será el ataque descarnado contra todo hecho de vida o de aquel que falta por difamar y ensuciar, algo así como el libro “El Diablo” de Giovanni Papini, una vez manchado totalmente el ser humano como tal y ya en caos el sistema por el odio sembrado, obviamente amparado por aquellos que piensan y hablan como él (tan fáciles de identificar), vendrá el tercer momento, vale decir el climax del caos total socio, económico, político, financiero y hasta religioso, vale decir podrido el sistema, un nuevo sistema impondrá “su orden” y tendremos un frustrado y fracasado golpe de Gobierno, que es donde al parecer desean llegar, momento en el cual el pueblo mostrará su rechazo último y definitivo.
Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2017 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all