domingo, mayo 06, 2018

7 DE MAYO DE 1924 - REFLEXIONES SOBRE LA FUNDACIÓN DEL APRA

“Flameará primero sobre las soñadoras muchedumbres de las juventudes que van abriendo el camino y más tarde serán los pueblos, los ideales bellos y justos, los que la agiten en el tumulto estremecido de sus luchas…”. 

Fue un 7 de mayo de 1924 que nuestro Jefe Víctor Raúl Haya de la Torre dijo estas memorables palabras como parte de su discurso de fundación de la ALIANZA POPULAR REVOLUCIONARIA AMERICA en México. Es lógico que para llegar a ese día con un profundo nivel de convicción y de creación política, que llegó no solo a abrir un nuevo capítulo en la historia política americana y trascender a nivel mundial sino sobre todo a convocar y atraer a su lucha a miles de peruanos y no pocos latinoamericanos, hubo él de pasar  necesariamente por todo un proceso interno de transformación y maduración de conciencia personal, social y política. 
A mi parecer ese proceso, en lo que respecta a lo personal, tiene como origen su actitud profundamente humana y social. Tal es así que los biógrafos del aprismo cuentan como Víctor Raúl en su adolescencia organizaba con su primo Macedonio de la Torre aula de enseñanza en el patio de su casa y llamaba al personal de servicio doméstico y a cuantas personas se les cruzaba en el camino para enseñarles a leer y escribir a los que no sabían y a los más adelantados clases de matemáticas, historia, etc. Poniendo en práctica entonces lo que más adelante diría en sus coloquios, “SI SABES MUCHO ENSEÑA Y SI SABES POCO APRENDE” de tal manera que lo que aprendía en el colegio él lo aplicaba en su improvisado “salón de clases” lo que podríamos decir que esta experiencia previa de docencia era una especie de antecedente histórico de las futuras UPGP.
En lo social, vale anotar que habiéndose hecho amigo de trabajadores anarquistas en Trujillo habían caído presos en lucha por su reivindicaciones sindicales y declarándose en huelga de hambre Víctor Raúl tampoco comía en su casa en solidaridad con ellos, lo que podría considerarse aquí como su primera huelga de hambre voluntaria. 
Lo político lo podríamos situar años más tarde en Lima cuando nuestro Jefe, no hace mucho llegado de Trujillo, tuvo un primer acercamiento personal con Don MANUEL GONZÁLEZ PRADA y luego, tuvo otro primer acercamiento decisivo también con la VERDADERA REALIDAD NACIONAL en CUSCO al ver y sentir el sufrimiento y la explotación inhumana de los campesinos y que, considero, marcaron y definieron su línea, su rumbo y su misión en una decidida lucha sin tregua, por más de 60 años, para lograr dos objetivos:
• Alcanzar la SEGUNDA EMANCIPACIÓN DEL PERÚ, sometido en su soberanía y despojado de sus riquezas a través de enclaves imperialistas y que después él descubriría que el imperialismo, con diferentes formas o modalidades, también sometía a los demás pueblos latinoamericanos; y
• La LIBERACIÓN DE NUESTROS PUEBLOS, sometidos desde la conquista española, por una oligarquía criolla subordinada ahora al imperialismo para seguir manteniendo el control del poder político a fin de continuar enriqueciéndose en base a la explotación económica y la opresión y sojuzgamiento social de los pueblos del Perú y de América Latina.
Así es que, como consecuencia directa de todo lo dicho y dando respuesta política concreta a esta realidad latinoamericana es que VÍCTOR RAÚL, desterrado en México, funda un 7 de mayo de 1924 el APRA, ALIANZA POPULAR REVOLUCIONARIA AMERICANA, como INSTRUMENTO DE ACCIÓN REALISTA Y COMPLETA para luchar y alcanzar la LIBERTAD y la JUSTICIA SOCIAL de nuestros PUEBLOS INDOAMERICANOS..

11 DE MAYO DE 1932 MARTIROLOGIO DE LOS 8 MARINEROS
“¡¡¡MORIMOS INJUSTAMENTE, PERO… ¡¡¡…VIVA EL APRA…!!!”
Este es el grito de rebeldía y de protesta pero también de permanente afán de afirmación de que el APRA EXISTE ante el genocidio que la tiranía sanchezcerrista los habia condenado a muerte por “comunistas terroristas” y que GREGORIO POZO CH., ARNULFO OJEDA,  FREDEMUNDO HOYOS, PEDRO GAMARRA GUTIÉRREZ, TELMO ARRUÉ B., ROGELIO DEJO DELGADO, JOSÉ VIDAL MONZARRET y ELEUTERIO MEDRANO habían acordado que cada uno lanzarían ese grito a los cuatro vientos momentos antes de su fusilamiento frente a las zanjas que habían sido obligados a cavar en “El Frontón” antes del frio amanecer del 11 de mayo de 1932, dos meses antes de la revolución de Trujillo.
Testigo excepcional de esta trama de la historia del APRA es el c. Juan Izaguirre (quien vivió muchos años leal al aprismo y tuvimos el honor de conocer) porque él también habia cavado su zanja y habría sido el noveno fusilado si no hubiera llegado la orden del Ministro de Gobierno y Policía, Luis A. Flores, de detener el fusilamiento al haber intercedido la nuera del Almirante Miguel Grau Seminario.
Aquí recojo el testimonio que él c. Izaguirre narró a la c. Tessy Bartra, hija de la c. Teresa Claros de Bartra. Cuenta el c. Izaguirre que para demostrar al país la patraña de “El Comercio” habían pedido confesarse ante un sacerdote un día antes del fusilamiento ante el cual el sacerdote dio una imagen de Jesús a cada uno de los marineros de los cuales se habían seleccionados a 12 del total de los que iban a ser fusilados. Que estando ante el director del Penal de “El Frontón” el c. Telmo Arrué se incorporó amenazante delante del director del penal momento que aprovechó un c .llamado Bustamante para tomar el arma del Director confundiéndolo con Telmo y Juan Izaguirre por lo que fueron estos dos seleccionados fijos para el fusilamiento. Reunidos todos, el c. Temo acordó con los otros 12 que para demostrar que el APRA existe y vive hicieron una promesa al momento de ser fusilados: LEVANTAR EL BRAZO IZQUIERDO Y CADA UNO GRITARÁ “MORIMOS INJUSTAMENTE, PERO… ¡¡¡…VIVA EL APRA…!!! 
Como se mencionó el c. Juan Izaguirre estaba dentro del grupo de marineros condenados de los cuales redujeron a 12 para el fusilamiento y que después, por orden superior, se redujo a 8 siendo el c. Izaguirre el siguiente en fila. La razón de esta orden fue que los compañeros de Lima y Callao buscaban todos los medios posibles de ejercer presión o influencia a fin de detener los fusilamientos recurriendo incluso a la nuera del Almirante Miguel Grau, Elena Albarracín, que resultaba ser prima hermana de la c. Teresa Martorella de Claros (su nombre de soltera es Teresa Martorella Albarracín) y ejerciendo esta influencia familiar es que ella recurre al Ministro Flores que por otros medios éste se negaba a cancelar el fusilamiento. 
El fusilamiento de los 8 marineros queda en la historia política del Perú como el primer levantamiento armado debido a que, como lo advirtió Víctor Raúl en su discurso del 8 de diciembre de 1931, Sánchez Cerro tenía como objetivo la eliminación del APRA mediante la “Ley de Emergencia” y la Constitución de 1933 que declaraba al APRA ilegal en su Artículo 55º “Partido Internacional” y “legalizar” así su eliminación total y definitiva. Victor Raúl habia caído preso 5 días antes, el 6 de mayo 1932., lo que precipitó después la revolución del 7 de julio de 1932 iniciándose así la Gran Clandestinidad Aprista..
¡¡¡ GLORIA Y HONOR A NUESTRO 8 MARINEROS MÁRTIRES”

22 DE MAYO MARTIROLOGIO DE CELSO ALBINAGORTA HUERTAS
“¡¡¡VICTOR RAÚL…CONTIGO HASTA LA MUERTE, EL APRA NUNCA MUERE…!!!”
“Flameará primero sobre las soñadoras muchedumbres de las juventudes que van abriendo el camino…”. Nunca como en las décadas del 30 y parte del 40 del Siglo XX estas palabras tomaron más contenido y vigencia por el compromiso que asumieron la pléyade de jóvenes soñadores y combativos que se sumaron al llamado de Victor Raúl para seguirle en su LUCHA SIN TREGUA POR LA GRAN TAREA HISTÓRICA DE SALVAR AL PERÚ de la tiranía, la explotación y la injusticia en la que estaba sumida.
Dentro de esa generación de juventudes organizada en la GLORIOSA FAJ a nivel nacional y por tanto en el Callao estaban muchos de los que habrían de dar su sangre y su vida como nuestro mártir CELSO ALBINAGORTA HUERTAS.
Fundada la FAJ el 7 de enero de 1934 tuvo como FINALIDAD principal “ASEGURAR LA SUPERVIVENCIA DEL PARTIDO DEL PUEBLO”, de esta finalidad se puede deducir claramente tres objetivos que tenían como MISIÓN los fajistas, ya sea de manera individual o grupal, según el carácter o  naturaleza de la actividad: 1) Poner al APRA por encima de lo personal aun a costa de la propia vida. 2) Mantener al APRA existente sin escatimar sacrificios y 3) Hacer saber al pueblo siempre que el APRA está viva.
Por cumplir con esta misión Celso sufrió persecución y cárcel. Producto de la prisión y de los golpes recibidos con bolsas de arena hasta vomitar sangre Celso fue enviado a morir en su casa seguramente con la idea de que sirva de “escarmiento” a los demás miembros de la FAJ. Ya en su casa rodeado de sus padres, el c. Celso Albinagorta Méndez y la c. Luisa Huertas Mejía con sus hijas Marina y Luzmila, acompañados de la familia Martorella (Alejandro Martorella, y sus hijos Mina, Alejandro y Juan (hace un mes fallecido y participante de la revolución de 1948), la familia Claros (Teresa Martorella y su esposo Nicolás Claros con sus hijas Mary, Irma y Teresita Claros (niña de 12 años vigilando por la ventana), los hermanos fajistas de Lima Carlos y Jorge García Ronceros; y, los fajistas chalacos. De pronto se oye una voz fuera de la casa, es la de un compañero de Lima, Teresita Claros avisa de inmediato y sale el fajista Rómulo de la Cruz a ver, se trata de un compañero avisando que el Jefe va a venir, todos los compañeros se ponen en alerta fuera de la casa puesto que los soplones acostumbraban rondar las casas como buitres en esas circunstancia pero los compañeros saben también que hacer. Por la puerta falsa, cerca de la una de la madrugada, ingresa Victor Raúl y de inmediato sin mediar demasiados saludos o palabras pide ver a Celso. En un cuarto aledaño ingresa el fajista Pedro Vargas, Celso que estaba dormido despierta y Pedro le dice: “mira quien ha llegado” en el mismo instante que ingresa Victor Raúl, haciendo un esfuerzo Celso se inclina en tanto el Jefe se sienta a su lado y lo recibe en sus brazos, Celso logra recostarse en el hombro mientras el Jefe le dice: “VALIENTE MUCHACHO, VALIENTE MUCHACHO, TRANQUILO” y tomando la mano de Victor Raúl le dice: “JEFE, CONTIGO HASTA LA MUERTE, EL APRA NUNCA MUERE”. (Este pequeño diálogo es lo que el Jefe refirió a la c. Tessy Claros ante una pregunta que ella le hizo sobre Celso). Victor Raúl no puede estar mucho tiempo en un mismo lugar sin levantar sospecha y tiene que retirarse no sin antes despedirse como acostumbraba hacerlo con un fuerte abrazo a cada uno porque tal vez podría ser la última vez que se vieran. A las 5 de la mañana del 22 de mayo, un día antes de su cumpleaños y rodeado de familiares y compañeros les dice: “les encargo a todos el partido, el partido esta primero” y dirigiéndose a los fajistas “cuiden mucho al viejo”.
¡¡¡ GLORIA Y HONOR A NUESTRO MÁRTIR CELSO ALBINAGORTA”

HOMENAJE A LA MADRE APRISTA DE LA GRAN CLANDESTINIDAD
“…Y otra madre, la madre del cabo Torres, vino otro día y me dijo: “Compañero Jefe: yo perdí a mi hijo, y mi hijo murió gritando ¡Viva el APRA! Y aquí le traigo a otros dos hijos para que sigan trabajando por el Partido”. (Trujillo, 1933)
Esta parte está dirigida a rendir homenaje a las madres apristas de la clandestinidad, especialmente a las madres de nuestros mártires que formaron parte de la FAJ, creada en 1934, y asumieron la lucha contra la tiranía, represión y genocidio antiaprista que se desató entre 1931-1945 y 1948-1956. Ellas sabían que sus hijos al ingresar al Apra y activar en la FAJ era para cumplir una misión: ASEGURAR LA SUPERVIVENCIA DEL PARTIDO DEL PUEBLO debido a que las fuerzas antiapristas, comunistas criollos, plutocracia y derechistas reaccionarios tenían (y tienen) un objetivo común: la eliminación del Partido del Pueblo, y contra esto todos los fajistas hombres y mujeres estaban dispuesto a sacrificar hasta su propia vida para impedir ese objetivo, y la madres, que participaban también en esta lucha, sabían que nada garantizaba la vida de sus hijos y que no habia nadie ante quien reclamar o denunciar. El Apra era CONSTITUCIONALMENTE ILEGAL y la “LEY DE EMERGENCIA” dictada por Sánchez Cerro LEGALIZABA EL ASESINATO a los apristas. 
Nunca podríamos imaginar en toda su magnitud cómo se sentirían aquellas madres apristas cuando noche tras noche, por ejemplo, Manuel Cerna, Celso Albinagorta y todos los demás fajistas del Callao, como todos los fajistas a lo largo y ancho del Perú, salían a cumplir su misión pintando paredes, repartir volantes o la tribuna clandestina, o realizar alguna acción riesgosa a fin de mantener vigente al Apra sin saber si su hijo regresaría a casa o no por haber sido tomado preso o muerto en cualquier calle. Ellas, que supieron sembrar en la conciencia de sus hijos la semilla de los ideales nobles del aprismo, que elevándose por encima de su dolor y angustia también compartían esa misión; día tras día, noche tras noche, años tras años muchas madres vieron a sus hijo de pronto desaparecer, morir en prisión o velarlos en su casa o pasar ella también prisión sabiendo que su hijo estaba perseguido a muerte por los sicarios de la tiranía de turno y no saber a la vez qué le estaba pasando en ese momento. 
ELLAS TAMBIÉN SON NUESTRAS MÁRTIRES, MÁRTIRES EN VIDA, ellas son las que entregaban sus hijos al partido para que luchen por el partido, para que reemplacen a su hijo caído en lucha gloriosa sabiendo que con ello estaban luchando también por la redención de nuestro país, para sacarlo de la postración y la ignominia que los tiranos de turno la condenaban. Y porque no mencionar aquí también a la madre de Víctor Raúl doña Zoila Victoria de la Torre quien murió estando el Jefe asilado y no le permitieron asistir a su velorio.
Tal era el grado de convicción y mística aprista de estas madres heroicas que a diferencia de toda madre “normal” que impediría a su hijo salir de noche ellas más bien aceptaban el hecho con estoicismo y valor como el caso de nuestro mártir Manuel Cerna que cada noche que salía a cumplir con su misión su mamá, la c. Blanca Valdivia de Cerna, le pedía solamente que “cenara o descansara” antes de salir a lo que Manuel siempre respondía “NO MAMÁ, EL PARTIDO ESTÁ PRIMERO, LA GENTE TIENE QUE SABER QUE EL APRA EXISTE, QUE ESTÁ VIVA…”.  
Y así como Manuel igual todos los fajistas imbuidos de MÍSTICA y de FE compartida en base a una MISIÓN FRATERNAL COMÚN las madres apristas aportaban a escribir también día a día la HISTORIA GLORIOSA DEL APRA en tiempos de clandestinidad. 
¡¡¡…GLORIA Y HONOR A LAS MADRES APRISTAS DE LA CLANDESTINIDAD!!!
Share on :

0 comentarios:

 
© Copyright A.P.R.A. | 1924 - 2020 | APRA - Some rights reserved | Powered by Blogger.com.
Developed by ORREGO-wmb | Published by Borneo Templates and Theme4all